Unión Europea - Honduras

lunes, 14 de septiembre de 2009

Es imperativo y apremiante un cambio institucional que permita a la Unión Europea tener su propia política de defensa y de relaciones exteriores, basada en principios universales y aceptados por todos los Estados como requisito para su propia pertenencia a la UE, tales como los valores éticos fundamentales y los Derechos Humanos.

La UE deber ser faro y torre de vigía de la democracia, y es vergonzoso que, por presiones ocasionales de los grupos que integran el Europarlamento o por los partidos que gobiernan en un momento dado, se pueda respaldar la inclusión de Honduras - ¡en contra de la OEA! - en determinadas negociaciones comerciales lo que equivale a un reconocimiento de hecho de un país en que los golpistas, -representantes de la oligarquía que durante años ha regido los destinos de este país y de muchos otros de América Latina, imponiendo obediencia y sumisión a la inmensa mayoría de los ciudadanos, que bastante hacían si lograban sobrevivir- siguen aferrados al poder conquistado por la fuerza. Las democracias formales de América Latina han sido hasta hace poco un lastre favorecido y aumentado por los “globalizadores”. Hoy, en cambio, una “Operación Cóndor” sería imposible. Ahora hay que velar para que los grandes consorcios multinacionales no sigan procurando – con su “codicia e irresponsabilidad”, utilizando palabras del Presidente Obama – que estos países no puedan levantar cabeza.

Por todo ello hay que vencer la inmensa inercia de los que siempre han mandado para que comprendan que ha llegado el momento de transitar, sin más demora, desde la plutocracia a la democracia.

Lo mismo cabe decir a escala global.

La UE debería rápidamente corregir el disparate que está a punto de cometerse y rechazar al Gobierno golpista. Si no lo hace, seguirá debilitándose el ya raquítico prestigio de la Unión.

Sería una vergüenza. Si al final se convoca la reunión de Negociaciones Comerciales sin la exclusión de los golpistas, creo que todos los países que están en desacuerdo - España, muy claramente - deberían ausentarse.

¿Convertirse en cómplices de los bárbaros de la asonada? No. Espero que prevalezca el buen sentido.

4 comentarios

Jorge Medina dijo...

De lo contrario, se pone la primera piedra para legitimar todo lo que venga a partir de ahora.

Mensaje incómodo para algunos, pero necesario para todos. Felicidades por la valentía.

Un abrazo,

Jorge Medina Azcárate
One brother World

14 de septiembre de 2009, 10:39
jrmsegunda dijo...

Animo a D. Federico a que siga diciendo y escribiendo lo que piensa.
Gracias caballero, por decir lo que a otros nos da "miedo" y por animarnos a todos a hablar y a actuar sin violencia.
Le sigo desde hace tiempo y comparto la mayoría de lo que dice.

14 de septiembre de 2009, 11:46
Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, pero después de ver como nuestro ministro de exteriores se entrevista con T. Obiang primando los intereses comerciales sobre la defensa de los DDHH, poco se puede esperar de los valores que mueven a la clase política a la hora de tomar partido ante actos como el golpe de estado en Honduras.

15 de septiembre de 2009, 17:04

Hola

Quería contacta con usted para exponerle un proyecto político de centro y moderada. Muy necesario para España

Le dejo mi email jesusdelacruzoliva@gmail.com para ponernos en contacto

17 de septiembre de 2009, 20:15