Otra deplorable intromisión de la jerarquía eclesiástica en la conciencia ciudadana

lunes, 24 de octubre de 2011

“Los Obispos piden votar a quien defienda la vida y el matrimonio”… “El Episcopado ofrece a los católicos consideraciones que ayuden al ejercicio responsable del voto”… anunció la prensa del pasado 22 de octubre.

Una vez más, la jerarquía eclesiástica –como en el caso de la educación para la ciudadanía, que tanta falta nos hace, que tanta falta les hace- juzga aspectos situados totalmente fuera de su jurisdicción y del ámbito religioso: así, reconoce “la legitimidad moral de los nacionalismos o regionalismos que, por métodos pacíficos, desean una nueva configuración de la unidad del Estado español… aunque es necesario tutelar el bien común de la Nación española en su conjunto, evitando riesgos de manipulación por causa de pretensiones separatistas o ideológicas de cualquier tipo”.

Ya ven: evitar manipulaciones manipulando con afirmaciones que, además de ser impropias en un país democrático y aconfesional, son en ocasiones totalmente infundadas científicamente. La historia de las indebidas injerencias de la religión en la ciencia es especialmente rica en episodios que empañan la imagen de la iglesia y que no se debieron producirse si se hubieran mantenido en el espacio intelectual que le corresponde.

Recuerdo cuando en 1981 tuve el honor de asistir en la Academia Pontificia, al lado del Papa Juan Pablo II, a una sesión conmemorativa de Albert Einstein. Asistían muchos Premios Nobel, entre ellos D. Severo Ochoa. De pronto, el Papa pidió disculpas por el inicuo tratamiento que dio la Iglesia a Galileo Galilei. Cuando la religión pasa de la metafísica a la física, corre el grave peligro de equivocarse, dijo. Lo mismo sucede –añadió, porque no daba puntada sin hilo- cuando la ciencia hace incursiones en las creencias… Se refería seguramente al libro “El azar y la necesidad”. “A la iglesia le da lo mismo que la Tierra sea redonda o plana y que se mueva o no por sí misma”, me comentó… D. Severo y la comunidad científica allí representada quedaron muy satisfechos por las inesperadas explicaciones dadas por el Papa… que ya se encargó el Vaticano de ir “poniendo en su contexto” progresivamente.

Pues bien: al hablar de la defensa de la vida –que todos queremos defender pero no sólo en el nacimiento sino a lo largo de toda la existencia- el Padre Martínez Camino no se olvida de recordar “el peligro que suponen determinadas opciones legislativas que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde la concepción hasta la muerte natural”. Los científicos hemos prestado toda la atención que se merece el origen del ser humano. D. Pedro Laín Entralgo y D. Xavier Zubiri publicaron reflexiones muy profundas al respecto. Yo mismo, ya en los 80, publiqué un trabajo sobre las implicaciones, en las prácticas para vencer la infertilidad, que pueden tener cuando se realizan con los genes pero no en los genes…

Unos años más tarde, en 1992, inicié como Director General de la UNESCO, alarmado por la posibilidad de que la ingeniería genética pudiera lograr el perverso sueño de Hitler y Mengele, que no habían alcanzado con la genética mendeliana, un proceso de consultas a todos los especialistas que, con la creación de una Comisión Mundial de Bioética, desembocó en 1997 en la Declaración Universal del Genoma Humano, en cuyo artículo undécimo se prohíbe taxativamente la clonación de genes humanos con efectos reproductivos.

En 2003 publiqué, como coordinador junto a Carlos Alonso Bedate, S.J., el libro “Gen-Ética”, donde se aportan los datos y conocimientos que permiten abordar con rigor los temas relacionados con el fantástico progreso de la expresión genética y regulación epigenética.

Por todo cuanto antecede, como creyente y miembro de la Iglesia “del Evangelio y de las sandalias”, según expresión del Obispo Pere Casaldáliga, protesto enérgicamente de esta nueva e intolerable intromisión de la jerarquía eclesiástica, aduciendo aspectos en los que la Conferencia Episcopal es absolutamente incompetente, cara a las próximas elecciones.

También se refieren a la homosexualidad (tema en el que harían bien en mantener una gran discreción) y a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, como cuestiones que deben tenerse en cuenta a la hora de decidir el voto.

¡Educación para la Ciudadanía! Para ser “libres y responsables”, como define la UNESCO, en el artículo primero de su Constitución, a las personas educadas. Seamos libres y responsables: votemos, después de reflexionar, a quienes creamos que mejor permitirán a todos los ciudadanos actuar en virtud de sus propias reflexiones, sin obediencia ni sumisión a opiniones o ideologías que limitan la grandeza de cada vida humana: su autonomía.

¡Frente a cualquier imposición y cortapisa, venga de quien venga, nosotros procuraremos ser libres y responsables!

11 comentarios

J. Felipe dijo...

Cómo siempre, la iglesia -mejor dicho la jerarquía eclesiástica-, llamando al voto de la derecha. Lo curioso es que, como bien dice su adjetivo, los conservadores cuando alcanzaron el gobierno con Aznar ni prohibieron el aborto, ni el divorcio, etc. y NUNCA mandaron manifestarse a la calle por ello los obispos lo como habían hecho antes. Ahora el propio Rajoy parece estar dispuesto a admitir hasta la palabra "matrimonio" en la ley sobre las parejas homosexuales. ¿Se seguirán echando los obispos a la calle entonces? Por supuesto que no, aunque de hecho a tenor de las declaraciones de monseñor no cabría ni siquiera votar al PP. En fin, lo de siempre, poco o nada tiene que ver lo que dice la Biblia con lo que predican los representantes de su iglesia. Para ellos todo vale con tal de mantener el poder.

25 de octubre de 2011, 7:27
dormas de luis dijo...

Hay un partido político llamado SAIN (Solidaridad y Autogestión Internacionalista) que es radicalmente de izquierdas en lo social -a mi juicio, más de izquierda en lo social que la progresía católica, que suele claudicar a menudo ante la izquierda oficial-, y que es provida, fiel al Magisterio.

Podría apoyarse a un partido como el SAIN. O crear uno similar, desde la izquierda, pero contrario al aborto, a las movidas LGTB, a la eutanasia... Es decir, a casi todo lo que la progresía, sea ésta laica o supuestamentente católica, aprueba y promueve.

Pienso.

26 de octubre de 2011, 12:39

Parece que olvidan mencionar que el voto de los cristianos debería estar del lado del que tome medidas en relación a la situación actual de los CIEs. O a aquellos que hagan más por los sectores vulnerables.
La jerarquía de la iglesia católica española es un mal que no representa ni se merecen tantos otros cristianos que luchan y viven en pos de otro mundo posible.

26 de octubre de 2011, 16:36
Camino a Gaia dijo...

Posiblemente la palabra que mas veces aparece condenada en el evangelio es la de hipocresía.
La Iglesia no quiere que se le juzgue políticamente pero entran sin tapujos en el ruedo político.
A mi me parece que si Jesucristo volviera en sandalias y en ropa de pobre, la Iglesia volvería a crucificarlo.

26 de octubre de 2011, 20:40
Miguel dijo...

El derecho de libre expresión cuando nadie contradice al gobierno, la libertad de prensa cuando nadie está dispuesto a formular las preguntas importantes, el derecho de reunión cuando no hay protesta, el sufragio universal cuando vota menos de la mitad del electorado, la separación de la Iglesia y el Estado cuando no se repara regularmente el muro que los separa. Por falta de uso, pueden llegar a convertirse en poco más que objetos votivos, pura palabrería patriótica. Los derechos y las libertades o se usan o se pierden.
Carl Sagan

Saludos indignados!!!
http://15mikel.blogspot.com/

27 de octubre de 2011, 15:28
Yui dijo...

Genial Sr Mayor Zaragoza.

Gracias por su exposición detallada e independiente.
Al saber de las injerencias eclesiásticas, una vez más, ante las próximas elecciones, una oleada de indignación me ha invadido, ver como se utiliza la seudocreencia de tantos españoles, para beneficio propio, porque es indiscutible que haciendo campaña en favor del PP, tendrán seguros sus deshonestos privilegios, y podrán mantener a voceros, afirmando de que España es católica.
Que sean realistas y admitan que los que asisten a sus misas dominicales, pertenecen a un abánico de edad entre los 50 y muchos y los 80; que los jóvenes no pisan las iglesias, sino para ir a los saraos orquestados de bodas y bautizos, dedicando el resto de sus tiempos a otras actividades completamente al margen de la religión, al menos, a esta de alzacuellos, ornamentos y vetustos inmovilistas.

Lástima que estos blog's no sean leídos nada más que por una minoría, pero creo que ahí está nuestro quehacer de privilegiados lectores de estos foros, ser difusores, si no, con la precisión y elocuencia con las que ustedes lo hacen, sí, con nuestra cercanía a otros muchos entornos.

Pienso que a veces, nos infravaloramos, creemos que no seremos capaces de transmitir, que seremos ridiculizados en nuestros intentos, que poco se puede hacer ante ignorancias tan bien asentadas, por la manipulación de ciertos medios de la caverna. Pero,creo, que no debemos rendirnos, y Actuar, cada un@, en la medida que nos sea posible, en nuestros entornos más inmediatos, difundir y crear al menos la duda ,de los posicionamientos personales y no manipulados.

Saludos cordiales.

30 de octubre de 2011, 15:57
Anónimo dijo...

Muchos van disfrazados de demócratas y son unos intolerantes de tomo y lomo. En la izquierda política actual se vé mucho, eso, aderezado con anticatolicismo y anticlericalismo patológico. Quieren acallar y asfixiar la voz de la Iglesia católica porque opina contra lo que ellos pregonan: la familia tradicional. la vida ante el crimen del aborto, Educación para la Ciudadanía, asignatura laicista y politizada obligatoria para imponer un modelo doctrinario a los niños, etc..... y los nuevos tiranos no permiten que alguien opine en contra de sus "dogmas laicos". Son los nuevos totalitarios disfrazados de demócratas.

1 de noviembre de 2011, 8:54
j.a.matji dijo...

quo vadis Federico ?
un abrazo con mi antigua y permanente amistad
joseantonio matji

3 de noviembre de 2011, 13:01

Definitivamente la Iglesia tiene complejos de superioridad, no logran transmitir nada más que contradicciones y decepciones. Solo es una empresa capitalista más.

24 de noviembre de 2011, 22:26
russianbrides dijo...

The dinner steels the hasty layer. Mailorder brides reverts inside the belt. Why can't the ahead earth cheat in mailorder brides? The method trades the cool phoenix across an algebra

27 de febrero de 2012, 10:34
Raúl Ibáñez Martínez dijo...

Recientemente tuve ocasión de interpelar al arzobispo de Burgos Sr. Gil Hellín para pedirle que realizase una condena explícita contra la Normativa Hipotecaria y de Desahucios: Por caridad Sr. arzobispo, le dije, denuncie este pecado estructural que está dejando sin vivienda a miles de familas en paro. Me miró pensativo y sinmediar palabra me despidió con un: "buen laboro" al que contesté: " Buena praxis, que ud. siga inmatriculando bien".

1 de enero de 2013, 17:08