Intolerable acoso de los mercados a la democracia

miércoles, 27 de enero de 2016

Igual que sucedió en procesos electorales anteriores –por ejemplo en Brasil o en Argentina- está ahora produciéndose en nuestro país una tumultuosa reacción de los “mercados” para que no se altere la “estabilidad económica” de España. 

O te sometes a las directrices neoliberales –Obama no lo ha hecho- o más aguda será una situación que favorecerá la huida de los capitales. 

Veamos algunos títulos de los últimos días: “Las dudas sobre la economía lastran a la banca y golpean duro a las bolsas”; “La UE alerta a España del riesgo inminente sobre su economía”; “Bruselas avisa del riesgo de la alta deuda pública en España”; “Prima de riesgo económica”… 

Parece ser que nos hemos habituado a la mayoría absoluta de tal forma que, después de cinco años de “leyes rodillo”, ya nadie sabe en realidad lo que es una democracia genuina. 

Por fortuna, la “mayoría absoluta” ya ha pasado y no debería nunca más volver, porque la palabra “absoluta” es, precisamente, la antítesis de democracia. 

La democracia es el difícil arte de representar fidedignamente la voluntad popular. Y consiste en procurar –por encima de partidos y nombramientos- cumplir los objetivos que pueden beneficiar al pueblo. Pues por eso votaron. No se atrevieron a hacer frente a las intimidaciones de sistemas en declive que han sustituido el multilateralismo democrático por grupos plutocráticos y los valores éticos por los bursátiles. 

Reúnanse, presenten sus proyectos concretos, lleguen a conclusiones propicias para una acción relevante e inmediata porque, en caso contrario, “cuando las horas cruciales pasan es inútil después correr para alcanzarlas”. Desoigan a los unos y a los otros porque, como ha advertido Amin Maalouf, “situaciones sin precedentes requieren soluciones sin precedentes”.

3 comentarios

Juliana Luisa dijo...

Tiene usted toda la razón. Con la crisis financiera, en la Unión Europea, ha desaparecido la democracia.
Los mercados financieros llevan mucho tiempo "castigando duramente" a los gobiernos que no les interesa.

Un saludo

28 de enero de 2016, 20:13
jj sastre dijo...

Es que esto ya no es una democracia,( realmente no sé si lo fue alguna vez). Esto es una austeridura.
Eso de las elecciones y los gobiernos es un entretenimiento. Los que mandan, no necesitan elecciones. Mandan siempre.

28 de enero de 2016, 21:46

Los pesimistas dicen que da igual la solución a la formación de Gobierno aquí, porque realmente nos gobiernan desde Europa.

Los realistas decimos que la formación de un gobierno sólido aquí, nos legitima para tener una voz sólida y consecuente en Europa. ..Esto sí sería de verdad un paso sin precedentes.

Saludos.

29 de enero de 2016, 10:01