Por un puñado de votos...

viernes, 4 de junio de 2010

Son votos "posibles", no seguros, ya que puede suceder que, con tanto tiempo todavía para los comicios, estas actividades insolidarias tengan también su precio... también en votos.

Pero aunque no fuera así, es un comportamiento irresponsable con la sociedad en su conjunto y con los principios democráticos -que no deberían empañarse con tanta frecuencia- poner en riesgo acuerdos a escala nacional que nuestra pertenencia a la Unión Europea exige.

Y que conste que no son acuerdos que me complazcan, como tampoco me gustó el "rescate" de las instituciones financieras decidida por el G-20 en noviembre de 2008, ni me gustan las "burbujas" de las tecnologías de la comunicación e inmobiliaria que propiciaron los "globalizadores" que preconizaban la "autorregulación" de la actividad empresarial por los mercados... Ni estoy de acuerdo con la "evaluación" de la economía por instituciones públicas y privadas sesgadas, parciales... y la continuidad de una gobernación mundial que sigue aferrada a grupos plutocráticos, esquivando el sistema multilateral, que son incapaces de eliminar, de una vez por todas, los paraísos fiscales, de tal modo que la política se halla sometida a la especulación y los financieros "rescatados" vuelven a intentar dirigir el cotarro...

No estoy de acuerdo, pues, en casi nada. Pero no haber, por una vez, por una sola vez, puesto los intereses de España por encima de los suyos me parece absolutamente inapropiado e irresponsable.

Los grandes políticos piensan en las próximas generaciones. Los pequeños, en las próximas elecciones.

¡Por una puñado, quizá tan siquiera, de votos!

3 comentarios

jrmsegunda dijo...

Ha destacar: "Los grandes políticos piensan en las próximas generaciones. Los pequeños, en las próximas elecciones."

6 de junio de 2010, 22:03
Anónimo dijo...

Los grandes políticos piensan en las próximas generaciones. Los pequeños, en las próximas elecciones.
En España todos son enanos!
Necesitamos personas con capacidad para proyectar políticas de futuro, pero que sean honestas y coherentes con su pensamiento

6 de junio de 2010, 23:03
JOSÉ dijo...

Por supuesto que hay que seguir. Como hay que continuar pidiéndole al señor Mayor Zaragoza que pida perdón a todos aquellos estudiantes universitarios de la década de los 60 que como Rector de la Universidad de Granada expedientó y sancionó bajo la dictadura de Franco.

7 de junio de 2010, 12:23