El dragón altanero: China y el Premio Nobel de la Paz 2010

lunes, 18 de octubre de 2010

Tengo predilección por China. He conocido al pueblo chino. He visto cómo vive y piensa. Y cómo mira y sonríe.

Por ese especial aprecio he seguido con preocupación, especialmente en los últimos años, la progresiva transformación de un gran país que, por avatares de la historia se está convirtiendo en la mayor potencia capitalista de la tierra.

Desde hace mucho tiempo vengo insistiendo en que haber convertido a China, por una deslocalización productiva guiada por la codicia, para ganar más sea como sea, en la "fábrica del mundo" en la que, además, las ganancias van todas directamente al Estado..., sin reparar en las condiciones laborales ni en el respeto a los derechos humanos más elementales, constituía no sólo un gran error y una afrenta al pueblo chino sino una grave desestabilización a escala planetaria.

Culpalbles, en buena medida, los países más poderosos de la tierra han sabido mirar exquisitamente hacia otro lado. No sabemos cual es la realidad de este gran país tras su permanente y tradicional sonrisa. No nos deja observar lo que acontece. Tratándose de China -que nos compra deuda, que nos produce nuestras marcas, mejor no hacer preguntas. ¿Sabemos el número de penas capitales que se llevan a la práctica cada año?. Amnistía Internacional calcula que son varios miles... pero las autoridades chinas no facilitan datos. ¿Sabemos cómo pueden defender sus derechos los centenares de millones de ciudadanos chinos?

Es imprescindible -lo digo con toda firmeza por el bien que les quiero- transparentar tantas opacidades. La concesión del Premio Nobel de la Paz 2010 a Liu Xiaobo, encarcelado por disidente, ha demostrado hasta qué punto las autoridades pueden actuar arbitrariamente, poniendo todo tipo de obstáculos a la difusión del flamante reconocimiento, para que el pueblo no se contagie, e impidiendo al principio, restricciones a que su propia mujer le comunicara la noticia para, acto seguido, recluirla en su propio domicilio.

Deben darse cuenta de que hay límites a las ambiciones económicas de sus clientes, que les han encumbrado de modo tan interesado, pero también y a sus actitudes frente al mundo, frente a las gentes que, en tan gran número, son consumidores de sus productos.

Es necesario llegar a un gran acuerdo, sin imposiciones violentas de nadie, para que, en un plazo razonable, China se comporte de otra manera. Y los que han ofrecido tantas ventajas relativas a China a cambio de pingües beneficios, que sepan también que su actuación debe modificarse sustancialmente.

Está claro que el único lenguaje que se entiende es el económico. "Made in China" no puede seguir amparando la discrecionalidad monetaria, laboral y social que hoy llena de interrogantes este origen.

China es capaz, con la raíces seculares de su cultura, de realizar cambios espectaculares. Ahora es el momento de dar un paso importante... descendiendo desde la cúpula hacia las bases. Mostrando su rostro progresivamente. Haciendo partícipes de su realidad a los demás países, ninguno de los cuales, por cierto, está moralmente autorizado a tirar la primera piedra.

Por su propia naturaleza, el dragón no puede ser sumiso. Pero si escucha a su ilustre compatriota Liu Xiaobo -¡qué bien ha estado, en esta ocasión, la elección realizada por el Comité Nobel de la Paz!- y a todos los que representa, y escucha así mismo las voces de todos los que reconocemos y estimamos la cultura china, dejará de ser altanero. Y nos gustará su sonrisa. La de hoy no nos gusta.

5 comentarios

jrmsegunda dijo...

Siempre me han llamado la atención los chinos y muy poco se de ellos.
A vueltas con los gobiernos, ya sea el chino, el español o cualquier otro.
Me resulta descorazonador cuando se descubre en algunos gobiernos, corrupciones, incompetencias,... cuando no crímenes contra sus ciudadanos. ¿Pero es mejor no saber nada de ello? ¿A que intereses sirve mi ignorancia?
Alguien penso en una ocasión: Moralmente es tan malo no querer saber si algo es verdad o no, siempre que permita sentirse bien, como lo es no querer saber cómo se gana el dinero siempre que se consiga.

Y continuando con los que nos gobiernan, hay una curiosa entrevista en la página http://www.webislam.com/?idt=17490
http://www.webislam.com/?idt=17490, donde se dice:
los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos

18 de octubre de 2010, 12:31

Querido Sr. Federico;

China es el anti-producto de nuestro "Estado de Bienestar"; hasta los propios chinos en España abren en domingos, fiestas de guardar, madrugadas,... y lo que les echen encima. Nos han dado tanto "estar bien", que cuando ellos lo quieran sabremos de verdad lo que significará volver al "malestar". Desde este punto de vista, nuestra codicia es ya causante del fin de un Imperio (una vez más en la Historia de la Humanidad,.. seremos borregos??!!), y nos obliga ya sólo a aceptar toda esta situación por las buenas o por las malas:

-1. POR LAS BUENAS: todo lo que usted comenta hoy, precioso. Lógica humana.
-2. POR LAS MALAS: a interés limpio, mediante una guerra en la que sólo gana la Industria de las Armas, casualmente la que alimenta a los codiciosos, casualmente los que han alimentado a los chinos, casualmente los menos interesados en llegar a una solución regresiva que por méritos propios de sufrimiento en el tiempo, ahora no pueden aceptar ("ustedes han puesto las reglas hasta ahora y las hemos cumplido sin rechistar; ahora nos toca a nosotros y ustedes las cumplirán").

..La primera de las opciones de la lógica humana sería para el mejor de los casos, la que todavía nos permitiría seguir existiendo. La segunda, la regida por la lógica capitalista miserable, es la que sin ninguna duda nos hará tarde o temprano desaparecer. Suena a apocalíptico, pero los números cantan: no hay recursos para una población mundial creciente y tan tan tan tan consumista.

(..sigue en el siguiente comentario)

19 de octubre de 2010, 0:44

(..viene del comentario anterior).

En lo referente al Premio Nobel, he de reconocer que este es el primer post que realmente no comparto en esencia con usted. En estos momentos tan tensos y difíciles a nivel político en el marco internacional, la concesión de este premio ha sido UNA AUTÉNTICA INCITACIÓN OFENSIVA, ...lo que desde luego deja muy poco que desear para unos premios que se precian llamarse "DE LA PAZ". El Mundo hoy está todavía más polarizado que antes de la concesión del premio, China ya empieza a romper relaciones internacionales con los que están detrás de la estrategia de este premio,.. y la guerra hoy está un poquito más cerca que hace unos días. ...Fíjese usted si hay prisioneros políticos con los mismos méritos para este premio repartidos en las cárceles de USA, Israel, Cuba, Guatemala, Birmania, India, Irán, Tibet, Venezuela, México, Ruanda, Chile,... tantos y tantos a los que premiar por defender sus ideas políticas desde la cárcel (personas encomiables y "premiables" todas por igual),.. y nos lo tienen que dar al que más daño puede hacer ahora mismo al enemigo Imperialista. Casualmente (y ya para más deshonra vergonzosa), justo un año después de darle el mismo premio de la Paz al Presidente del mismo Imperio Capitalista que de nuevo sale reforzado con este galardón de tufillo parcialista (..vámos hombre, vámos,.. peor no lo podían haber hecho si de verdad quisieran promover la "Paz". Incluso empiezo a sospechar que esta estrategia es un adelanto a lo que ya se puede estar gestando, ..toda esta situación no tiene vías de salir por ninguna solución pacífica, .. y la guerra hay que legitimarla socialmente antes de poder declararla. El enemigo ya se está creando de nuevo, como lo fueron antes Bin Laden, Sadam Hussein, Arafat, el Ayatollah Jomeini, ..o ahora Ahmadinejad o Hugo Chavez. Los chinos por lo visto ya empiezan a ser los próximos, ..hay que desempolvar todo este stock armamentístico de la guerra fría, no ha debido ser suficiente con Irak, los chinos se van a engullir nuestro petróleo si les dejamos).

Yo también tengo predilección por la Civilización China y su sensibilidad tan admirable Sr. Federico; nos enseñaron a comer con palillos por no dañar el alimento que nutre nuestro cuerpo, vestían sedas y lencerías y bebían en porcelana fina cuando todavía en nuestro lado éramos unos bárbaros. Son sin ninguna duda la civilización mundial por excelencia en cuanto a inteligencia, desarrollo y sensibilidad históricos, y podríamos haber aprendido de ellos mucho más que ver cómo trabajar 24 horas encima de una computadora, e incluso dormir sobre ella por las noches debido al cambio horario, esperando a que lleguen emails desde Occidente haciendo más pedidos de esos tan codiciosos en forma de contenedores en barcos(..ciertísimo esto como la vida misma; "mándame urgente 20 contenedores más",... y las mujeres chinas cosiendo y cosiendo sin parar). Ahora, ya sin posibilidad de marcha atrás, nos toca a nosotros empezar a aceptar imposiciones si todavía queremos evitar el enfrentamiento cada vez más irremediable, ellos ya están legitimados a seguir este juego tan miserable que fue impuesto una vez por nosotros mismos. Por los que votamos.

¿Solución???: fin del Imperio USA y "bienvenida" al Imperio Chino. La mejor de las soluciones malas; probablemente seguirá siendo lo mismo en esencia, pero por lo menos evitaremos una guerra que se antoja (esta sí) "apocalíptica". ..A ver qué dicen los banqueros de todo esto; las sociedades parece que seguirán dormidas hasta que empiecen a caer las bombas.

Un abrazo muy fuerte,

Jorge Medina Azcarate
One Brother World

19 de octubre de 2010, 0:45

(..viene del comentario anterior).

En lo referente al Premio Nobel, he de reconocer que este es el primer post que realmente no comparto en esencia con usted. En estos momentos tan tensos y difíciles a nivel político en el marco internacional, la concesión de este premio ha sido UNA AUTÉNTICA INCITACIÓN OFENSIVA, ...lo que desde luego deja muy poco que desear para unos premios que se precian llamarse "DE LA PAZ". El Mundo hoy está todavía más polarizado que antes de la concesión del premio, China ya empieza a romper relaciones internacionales con los que están detrás de la estrategia de este premio,.. y la guerra hoy está un poquito más cerca que hace unos días. ...Fíjese usted si hay prisioneros políticos con los mismos méritos para este premio repartidos en las cárceles de USA, Israel, Cuba, Guatemala, Birmania, India, Irán, Tibet, Venezuela, México, Ruanda, Chile,... tantos y tantos a los que premiar por defender sus ideas políticas desde la cárcel (personas encomiables y "premiables" todas por igual),.. y nos lo tienen que dar al que más daño puede hacer ahora mismo al enemigo Imperialista. Casualmente (y ya para más deshonra vergonzosa), justo un año después de darle el mismo premio de la Paz al Presidente del mismo Imperio Capitalista que de nuevo sale reforzado con este galardón de tufillo parcialista (..vámos hombre, vámos,.. peor no lo podían haber hecho si de verdad quisieran promover la "Paz". Incluso empiezo a sospechar que esta estrategia es un adelanto a lo que ya se puede estar gestando, ..toda esta situación no tiene vías de salir por ninguna solución pacífica, .. y la guerra hay que legitimarla socialmente antes de poder declararla. El enemigo ya se está creando de nuevo, como lo fueron antes Bin Laden, Sadam Hussein, Arafat, el Ayatollah Jomeini, ..o ahora Ahmadinejad o Hugo Chavez. Los chinos por lo visto ya empiezan a ser los próximos, ..hay que desempolvar todo este stock armamentístico de la guerra fría, no ha debido ser suficiente con Irak, los chinos se van a engullir nuestro petróleo si les dejamos).

Yo también tengo predilección por la Civilización China y su sensibilidad tan admirable Sr. Federico; nos enseñaron a comer con palillos por no dañar el alimento que nutre nuestro cuerpo, vestían sedas y lencerías y bebían en porcelana fina cuando todavía en nuestro lado éramos unos bárbaros. Son sin ninguna duda la civilización mundial por excelencia en cuanto a inteligencia, desarrollo y sensibilidad históricos, y podríamos haber aprendido de ellos mucho más que ver cómo trabajar 24 horas encima de una computadora, e incluso dormir sobre ella por las noches debido al cambio horario, esperando a que lleguen emails desde Occidente haciendo más pedidos de esos tan codiciosos en forma de contenedores en barcos(..ciertísimo esto como la vida misma; "mándame urgente 20 contenedores más",... y las mujeres chinas cosiendo y cosiendo sin parar). Ahora, ya sin posibilidad de marcha atrás, nos toca a nosotros empezar a aceptar imposiciones si todavía queremos evitar el enfrentamiento cada vez más irremediable, ellos ya están legitimados a seguir este juego tan miserable que fue impuesto una vez por nosotros mismos. Por los que votamos.

¿Solución???: fin del Imperio USA y "bienvenida" al Imperio Chino. La mejor de las soluciones malas; probablemente seguirá siendo lo mismo en esencia, pero por lo menos evitaremos una guerra que se antoja (esta sí) "apocalíptica". ..A ver qué dicen los banqueros de todo esto; las sociedades parece que seguirán dormidas hasta que empiecen a caer las bombas.

Un abrazo muy fuerte,

Jorge Medina Azcarate
One Brother World

19 de octubre de 2010, 0:45

La libertad de comercio y de movimiento de capitales se ha elevado a la categoría de absoluto. Y aquí hemos llegado.

Hay que relativizarla. Conectarla al respeto de derechos humanos, regulaciones laborales, normas ambientales (todos 'relativos' - todo lo que es 'derecho' es, por propia definición, relativo).

Cordialmente,

20 de octubre de 2010, 10:16