Educación: “¡tener que luchar con tanto enterao!”

viernes, 28 de septiembre de 2012



¡Lo he recordado tantas veces! ¡Qué razón tenía Olegario, el buen portero de la casa donde vivía en Granada cuando me nombraron Rector de la Universidad en 1968! Todos me felicitaban… menos Olegario, que me miraba y me decía desconsolado: “Ay, D. Federico, ¡qué penita me da!”. Y cuando le pregunté “¿Por qué, por qué, Olegario?”, me contestó: “¡Quite, tener que luchar con tanto enterao!”.

Sí, en educación, todos opinan y difícilmente escuchan la opinión de los demás. En los debates, en los Parlamentos, en los propios Consejos de Ministros… todos intervienen cuando se habla de cualquier aspecto del proceso educativo. Todos están “enteraos”, todos mantienen su parecer. Cuando se abordan temas relativos a la política exterior e  interior, la economía, la defensa… guardan silencio. Cuando se abre la compuerta de la educación, torrentes de intervenciones…

He contado muchas veces la anécdota de la Directora de un centro escolar próximo a Ouagadogou, la capital de Burkina Fasso, que acaeció en 1989 cuando visité este bellísimo país centroafricano como Director General de la UNESCO, con el Presidente, Ministros, … Hablamos en el centro aludido el Presidente y yo sobre “la educación en África”. La Directora seguía con atención nuestras palabras con una sonrisa en los labios… que resultó no ser de satisfacción sino de ironía: “Señor Director General: me ha gustado lo que ha dicho, pero ¿por qué la UNESCO, UNICEF, las ONG… todos vienen a darnos consejos en lugar de escuchar los nuestros? Llevo 26 años dedicada a la enseñanza… y no me cabe duda de que somos los maestros africanos los que debemos, en primer lugar, diseñar nuestro sistema educativo”.

Me impresionó tanto que, al llegar a la sede de la UNESCO, decidí que a partir de entonces todos los programas educativos se llevarían a cabo con los docentes, después de saber en qué y cómo debíamos cooperar. “A la escucha de África” o de Asia… se denominaron en lo sucesivo los programas de la UNESCO.

A la escucha. Estemos a la escucha de los profesores, de quienes normalmente de forma ejemplar están dedicados a la docencia, transmitiendo conocimientos pero, sobre todo, educando, es decir, contribuyendo a formar seres humanos “libres y responsables”, según la inmejorable definición de la UNESCO.

Los “enteraos” –sí, Olegario- son muy peligrosos. Especialmente cuando ocupan altos cargos y no consultan.

6 comentarios

Juliana Luisa dijo...

En efecto. Los "enteraos" son peligrosos siempre, pero sobre todo si obedecen una ideología, como sucede en estos momentos. A nuestros líderes solo les interesa cumplir los dogmas del vigente -a nivel global- sistema económico-social. La educación es un servicio público que el Acuerdo General del Comercio de Servicios de la Organización Mundial de Comercio (OMC) establece que es una mercancía y que debe ser liberalizada (primatizada), de forma que solo pedrá tenerla el que tenga dinero para pagarla.
Nuestro gobierno está dando pasos en ete sentido, desprestigiando a la enseñanza pública y subvencionado la privada, como ha hecho Aguirre en Madrid.

Los problemas que tiene España tienen su origen fuera de ella, en instituciones como la OMC, el FMI, el BCE, el BM, etc. todos ellos ademocráticos. Son problemas globales.

Un saludo

28 de septiembre de 2012, 19:44
Irene dijo...

Buenas tardes,
Este video tiene que ver con lo que plantea.
Feliz fin de semana
http://youtu.be/-1Y9OqSJKCc

29 de septiembre de 2012, 19:24
Camino a Gaia dijo...

¡Libres y responsables! Nada mas y nada menos. En tres palabras, un discurso.
Buena parte de los problemas del mundo se resolverían si junto a las libertades y atribuciones de cada cual, se asignaran con la misma vehemencia las responsabilidades.
A los políticos, a los mercados, a los gobernantes, a todos los que toman las decisiones y siempre encuentran la forma eludir las consecuencias.
En los momentos actuales en que al mundo lo gobierna el crimen económico organizado, vendría bien comenzar a asignar responsabilidades. Eso que se llama Justicia.

30 de septiembre de 2012, 19:46
Federico dijo...

En efecto, es así, y esta ley (la LOMCE) tiene una carga neoliberal impresionante:

http://federicogcharton.blogspot.com.es/2012/09/una-ley-de-educacion-regresiva.html

1 de octubre de 2012, 9:42
Marta dijo...

Comenté yo en facebook que los profesores, en lugar de tanta protesta genérica, deberían de reclamar medidas concretas, decir lo que se podía/debía cambiar, etc. Y me contestaron que sólo faltaba, que arreglaran esto los que nos habían metido en este lío, que bastante tenían ellos. Me pareció tristísimo

1 de octubre de 2012, 14:21
Mireya dijo...

Muy acertada la maestra africana: en 20 años que llevo en la docencia, jamás he visto a los políticos preguntarnos cuáles serían las mejores soluciones a nuestros problemas, pero ¡claro!, nuestro sistema educativo está basado en una estructura de bases ilegítimas (como la deuda) porque creando la doble red pública-privada concertada nada podía salir bien y lo sabían, así que ¿cómo preguntar para recibir una respuesta devsatadora? Mientras la iglesia sea la mitad casi de nuestro sistema educativo, nunca nos preguntarán nada.

18 de diciembre de 2012, 22:10