Supuestos para la interrupción del embarazo. En estos y otros temas, consulten a la comunidad científica especializada.

viernes, 17 de mayo de 2013


Las decisiones, en cualquier caso, deben ser adoptadas después de un concienzudo análisis y de haber recabado consejos por parte de las personas más cualificadas en los distintos temas. De este modo se evitarían medidas ejecutivas o directrices legislativas erróneamente adoptadas por manifiesta incompetencia, lo que es especialmente grave cuando su aplicación puede producir efectos irreversibles ("ética del tiempo").

A este respecto, he recordado con frecuencia el día en que, a finales del año 1981, la Academia Pontificia, donde se me invitaba a menudo en relación a la prevención de la subnormalidad infantil, el Papa Juan Pablo II pidió disculpas por haber condenado a Galileo Galilei en cuestiones, como la astronomía, en las que "La Iglesia no es competente. Cada uno a lo suyo. El Profesor Ochoa que, junto a otros premios Nobel, se hallaba presente en el acto, manifestó su gran satisfacción por la declaración del Papa.

Pues eso: cada uno a los suyo. He escrito en varias ocasiones que cuando he visto a los parlamentarios -en el Europarlamento, en España- debatir yvotar sobre temas como el cambio climático, las células madre, las vacas locas”, la capa de ozono, la energía nuclear... he pensado que era indebido y peligroso, porque había una notoria carencia conceptual y eran criterios económicos los que normalmente prevalecían.

Los científicos deben hallarse siempre dispuestos a expresar su consejo para hacer frente a un desafío... y, sobre todo, para prevenirlo. Asesores y vigías. Junto al poder. Nunca subordinados a él.  

Lo mismo pienso ahora debido a mi larga trayectoria bioquímica, sobre el tema del "supuesto de malformación fetal" para la interrupción voluntariadel embarazo. El derecho humano a la vida digna es el derecho supremo. Y no evitar el sufrimiento que comporta una existencia que no reúne los mínimos requisitos biológicos es propio de la obcecación y de una interpretación temerosa y obtusa de la religión.

Cuando se indica que "hay que proteger a los vulnerables", estamos todos de acuerdo. Pero en este caso son ya "vulnerados" y, además, de forma irreversible.

La impresión que me produjo visitar en 1956 una institución madrileña donde se atendía a niños afectos de profundas y permanentes alteraciones mentales y físicas fue tal que pensé especializarme en la patología molecular perinatal, para poder así evitar enfermedades genéticas o adquiridas que cursan con gran deterioro neuronal. Y puse en marcha elCIAMYC (Centro de Investigaciones de Alteraciones Moleculares y Cromosómicas) en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada en 1967, donde se originó el Plan Nacional de la Subnormalidad Infantil que, con la colaboración de neonatólogos y pediatras, ha permitido evitar enfermedades metabólicas de manifestación pos-natal a muchos miles de personas desde entonces.

La Dra. Magdalena Ugarte inició en este contexto las pruebas de diagnóstico precoz y hoy sigue dirigiendo, en la Universidad Autónoma de Madrid, el CEDEMC (Centro de Diagnóstico de Enfermedades Moleculares)

Por otro lado, la Dra. Martínez Frías se hizo cargo de las dismorfologías, dirigiendo el ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas) y el CIAC (Centro de Investigaciones de Anomalías Congénitas), del Instituto de Salud Carlos III.

Como ve, Sr. Ministro, hay profesionales de primera clase que podrían aconsejarle debidamente.

Consulten, déjense asesorar en temas en los que debe prevalecer el rigor científico. Y, sobre todo, no pretendan obligar a nadie a que se comporte en cuestiones tan esenciales en virtud de criterios deformados por el partidismo, el miedo o el dogmatismo.

Por el bien de todos, déjense ilustrar en materias en las que, lógicamente, carecen de formación.

Federico Mayor Zaragoza
17 de mayo de 2013

7 comentarios

Precioso y oportunísimo Sr. Federico, pero déjeme por favor hacer un pequeño inciso. Expertos en la materia SÍ, pero con gran experiencia en la gestión TAMBIÉN. He tenido muchas veces el mismo debate de si un Médico debería ser o no Ministro de Sanidad. Obviamente estamos viendo que estos incompetentes no se dejan asesorar por nadie, en una prueba vergonzosa más de lo poco preparada que tenemos a la casta política en este país, y lo secuestrado que tienen a este Sistema que hace ya mil aguas al servicio del capital, como bien recoge.

Y para el tema concreto del embarazo, una pregunta liviana: ¿hay algo más democrático que dejar la libre elección del aborto a una Madre, en función del análisis de SU PROPIO contexto?.

Un abrazo.

17 de mayo de 2013, 19:54
Mónica G-R dijo...

Gracias Sr. Mayor Zaragoza, como siempre dando en el clavo, ¿que pasa? ¿nuestros políticos no saben trabajar en equipo? dudo mucho que sepan lo que es un "brainstorming" en toda regla, con gente lúcida, con experiencia, multidisciplinar que aporte ideas para despejar dudas en base a pruebas, datos, observaciones y no a creencias, cuestiones personales e individuales. Ninguna mujer opta por el aborto como un capricho, el paternalismo del estamento político nos insulta, nos ningunea y nos deja como inválidas mentales sin capacidad de decidir. ¿Por qué nos tratan así?
Y por último, ¿por qué se empeñan en que nazcan niños con claras malformaciones incompatibles con una vida digna? detrás no hay más que su conciencia religiosa, "el sufrimiento te hará libre y ganar el reino de los cielos", así no se puede, ni debe legislar.

17 de mayo de 2013, 21:01
Anónimo dijo...

Bravo. Excelente artículo. El respeto a las decisiones personales no pueden estar sujetas a los errados dogmas de los funcionarios. Si ellos quieren seguirlo, es su problema; pero cada quien es libre, de conformidad con su conciencia y circunstancia, de hacer de su vida y de su cuerpo lo que considere responsable. Lo otro es facismos puro y duro.

18 de mayo de 2013, 22:37
Anónimo dijo...


Estupenda reflexión sobre un tema que atrae muchos comentarios controvertidos. Sencillamente,las mujeres estamos capacitadas para decidir. Nadie obliga a quien no quiera abortar a que lo haga y sin embargo las que decidan hacerlo no tienen el mismo derecho.

Estos políticos no consultan a nadie, no les interesa. Legislan según sus creencias sin respetar las de los demás, sin escuchar a los ciudadanos. Por eso no piden opinión a los que de verdad entienden, no sea que les demuestren que hay otras maneras de hacer las cosas mucho mejor.

Gracias por hacernos pensar.

19 de mayo de 2013, 12:55
Laura Abella dijo...

Reflexión NECESARIA

20 de mayo de 2013, 11:10

Estoy de acuerdo con usted una vez más. No sólo en esta situación sino en muchas otras el conocimiento de la materia debería acompañar a las decisiones políticas. La ideología y los intereses partidistas jamás deberían estar por encima del bien común.

20 de mayo de 2013, 13:04
Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

10 de julio de 2013, 6:23