"Sin un sólo voto republicano"

lunes, 5 de abril de 2010

El Presidente Obama ha logrado sacar adelante, con muchas dificultades y algunas concesiones, la reforma de la Ley de Sanidad de los Estados Unidos, en la que habían fracasado múltiples generaciones y varios presidentes de los Estados Unidos. La Ley amplía el acceso a los servicios sanitarios a más de 30 millones de norteamericanos que hoy no pueden, por falta de medios, pagarse un seguro médico. La inmensa influencia de las compañías aseguradoras ha conseguido -es triste reconocerlo- que los que gozan de una situación de bienestar se muestren profundamente insolidarios.


Esta obediencia ciega a los dictados de la pertenencia política me produce una gran perplejidad y me avergüenza. La "disciplina de partido" tiene que tener límites de conciencia, propios del respeto a unos valores y a unos derechos humanos que tanto se hallan en los labios pero no en el corazón de los que, para conservar lo que juzgan esencial, deberían saber transformar lo complementario.


¿Cómo puede ser que se vote sin rechistar, como sucedió en España, a favor de la invasión de Irak, basada en la mentira, por "razón de disciplina" cuando me consta que no eran pocos los que discrepaban o tenían problemas de conciencia?.


Y es que, con estos estrictos e inmutables supuestos diferenciales, ni en Washington ni en Madrid se logrará tender puentes de concordia y buena gobernación entre los distintos grupos políticos.


Pero los "representantes del pueblo" deben saber que, en pocos años, el pueblo -tan distante y desoído todavía, en general- ya no aceptará incongruencias de esta naturaleza, sobre todo cuando contravengan los más importantes principios éticos.


El pueblo, la gente, no seguirá observando en silencio "lo que pasa", "lo que hacen"...


Tomen buena nota los parlamentos de allí... y de aquí. Escuchen permanentemente a sus "bases" porque, de otro modo, pronto se encontrarán "en el aire", carentes de los vínculos y apoyos que no pueden prestarle ciudadanos desengañados de la forma en que se aprueban las leyes... especialmente, cuando comprueben después que no se observa la regla esencial de la democracia: respetar el resultado.


Y digo esto porque, todavía peor que se haya aprobado "sin un sólo voto republicano", es que algunos Estados gobernados por conservadores hayan amenazado con no ponerla en práctica. Igual que ha sucedido en nuestro país con la "rebelión" que preconizan ciertos líderes ultramontanos.


Hace algunos años escribí estos versos sobre los "representantes del pueblo silentes": "sólo pretender / permanecer / callados, / desapercibidos, / pálidos, / en sus asientos / ahormados. / No levantarán / la voz / ni la mirada..."


Deseo de todo corazón que triunfen "los Obama" y que, advertidos de la pronta reacción ciudadana, los parlamentarios decidan actuar, en cuestiones clave, según les dicte su conciencia. Y verán entonces que felices se sienten.


5 comentarios

Javier Solera dijo...

Lo que expresa usted en esta entrada es algo que ocurre en todas las naciones y nunca lo he logrado entender. Estoy seguro de que todos los políticos, de toda ideología y condición tienen en muchas ocasiones, opiniones encontradas con lo que dictan los partidos.
¿Podían estar todos los diputados conservadores a favor de la invasión de Irak? ¿Están de acuerdo todos los socialistas en la nueva legislación del aborto?
El pensamiento único se ha impuesto en las democracias occidentales.

Ojalá que los ciudadanos seamos capaz de derribar esta política de monolito y obligar a los gobernantes a actuar según su conciencia, y no según la gestión empresarial que hoy es la disciplina de partido.

Saludos cordiales.

5 de abril de 2010, 22:55

Siempre he dicho que el cambio, o la toma de conciencia individual, es la que puede llevar a la transformación global. Al contrario siempre hay algo de manipulación.

Un saludo

6 de abril de 2010, 20:39
Alfred dijo...

¡Muy interesante su reflexión, Federico! En cuestiones crematísticas siempre se han producido grandes y sospechosas 'unanimidades'.
Aprovecho para decirle que hace meses me tomé la libertad de linkar su blog con mi página web (http://www.ecolnomia.tk). Si no desea que esto sea así, sólo tiene que manifestármelo y la desvincularé.
Saludos

6 de abril de 2010, 23:54
Federico Mayor dijo...

Estoy encantado con la vinculación,

cordialmente,

Federico Mayor

14 de abril de 2010, 14:00
MOE dijo...

Lástima que Barack Obama potencie la venta de armas, es el gobiernode EEUU que más armas vende al resto del mundo. Las vende a paises arabes y luego como contrapartida le da a Israel apoyo y beneficios económicos.A mi personalmente me ha defraudado mucho, además no ha cerrado Guantánamo ni piensa cerrarlo, es un vendido como todos.

15 de marzo de 2011, 18:48