Evolución / Revolución

martes, 18 de enero de 2011

He comentado muchas veces -hay "ritornelos" en los que debe insistirse- que en 1968, cuando era Rector de la Universidad de Granada, escribí en la pizarra, en una de las clases de Bioquímica que procuraba dar de vez en cuando, una palabra que produjo perplejidad y un prolongado murmullo entre los estudiantes: "REVOLUCIÓN". Luego, despacio, borré la "R" y les dije: "EVOLUCIÓN" es la solución, es la que la naturaleza viene practicando sabiamente desde el origen de los tiempos. Pero no olvidemos que, cuando por inercia vivimos aferrados al pasado, la "revolución" es inevitable. Y con la tiza añadí de nuevo la "R".

Cuando por miedo o por no querer modificar ni un ápice las situaciones privilegiadas de las que gozamos, hacemos imposible la evolución, entonces la revolución empieza a gestarse y, en un momento dado, desencadena procesos irreversibles y, normalmente, violentos. El precio, aunque triunfe, siempre es alto en muertos, en heridos físicos y espirituales, en amaneceres amargos y turbios.

Por eso, les dije antes de empezar a hablar del metabolismo hepático, "imiten a la naturaleza en su conducta: conserven lo que crean que hay que conservar y cambien lo que piensen que hay que cambiar. El por-venir está por-hacer (no me he cansado de repetirlo), y el futuro debe inventarse en gran medida. Sean libres y responsables. La diferencia entre REVOLUCIÓN Y EVOLUCIÓN es la "R" de responsabilidad".

Sí: "No hay futuro -se menciona en la película "Saraband"- para un presente en el que sólo se habla del pasado". No lo olvidemos, hoy especialmente. No nos fiemos de los que quieren permanentemente asustarnos para procurar que todo siga igual.

Que todo siga igual, porque temen, precisamente, la libertad, la responsabilidad ejercida en un marco de valores que no son los que ellos han impuesto, "pro domo suo", desde hace ya demasiado tiempo.

Por ello, no desean las autonomías, que tanto beneficio han dado -como sucede en general en los estados federales- a nuestro país. Por ello desean volver a un poder central indiscutible en lugar de democrático, es decir, plenamente discutible.

Por ello sucede lo que ha sucedido en Túnez.

Por ello sucederá de nuevo lo contrario de los que se aupan desde la corrupción y la mentira gracias a andamiajes mediáticos y de imagen, con la vista puesta en inmediatos intereses económicos o réditos electorales.

La evolución es la solución. Es una revolución sin héroes, porque los que son capaces de cambiar las situaciones merecen después vivirlas.

Los sistemas en que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres pueden mantenerse por el miedo y la publicidad engañosa. Se extiende su duración temporal... pero, de pronto, ineluctablemente, se desmoronan.

Seamos responsables. Evolucionemos a tiempo. No nos dejemos entretener más por un inmenso aparato mediático que nos obnubila.

Ejerzamos las "R" de responsabilidad...

5 comentarios

santiago dijo...

Evolución es lo que propongo. Evolución hacia un capitalismo social basado en el valor de la vida como respaldo de la moneda electrónica para la supervivencia sostenible.

http://www.monografias.com/trabajos78/capital-vida/capital-vida.shtml

Saludos

19 de enero de 2011, 13:46
santiago dijo...

Evolución es lo que propongo. Evolución hacia un capitalismo social basado en el valor de la vida como respaldo de la moneda electrónica para la supervivencia sostenible.

http://www.monografias.com/trabajos78/capital-vida/capital-vida.shtml

Saludos

19 de enero de 2011, 13:47

El futuro es posible, qué duda cabe. Pero no lo tomemos por descontado.

Para merecerlo toca pensar y actuar, actuar y pensar, sin descanso, con sencillez y honestidad. Pensar con nuestra propia cabeza, no con la de otros que nos deslizan taimados en la nuestra sus pensamientos de ellos; actuar en la base, con la gente común, con su lenguaje directo y con sus inquietudes y necesidades reales. Reflejar el resultado de nuestras acciones de esta mañana en nuestro pensamiento de esta tarde; usar nuestras reflexiones de esta noche para dar forma a nuestras acciones de mañana por la mañana.

Ésa si que es una revolución, eso sí que cambia el mundo perdurablemente. Decía Nietzsche que la verdadera medida de las emociones humanas era su constancia en el tiempo. Y otra cosa se puede decir de los cambios sociales y políticos. ¿Para qué me sirve una "revolución" hoy, si dentro de diez años tenemos sus efectos cancelados, o incluso una involución? No, no. Por citar de nuevo su augusto tocayo, "los pensamientos que cambian el mundo caminan con patitas de paloma".

Cordialmente,

19 de enero de 2011, 15:49

Parece mentira, pero acabo de terminar de leer un libro interesantísimo sobre la Historia de México, y uno se da cuenta de que la historia es probablemente cíclica. Luchamos por lo que queremos, lo conseguimos, nos estabilizamos, nos corrompemos, y vuelta a lo mismo. La Historia de las civilizaciones a lo largo de toda la vida de la Humanidad parecen decir lo mismo con ciclos más largos.

Desde este punto de vista, tristemente nuestro "hombre de las Democracias" parece que no ha señalado la piedra en la que siempre hemos chocado una y otra vez, y que por lo visto nos va a tocar volver a hacerlo.

REVOLUCIÓN Sr. Federico, "responsable" como dice usted y que tanto comparto, pero "con héroes" a diferencia de su post. Con gente líder responsable y cargada de principios, ideales y objetivos a cumplir comunes a todos. Los negros no hubiesen conseguido nada sin M.L. King o el mismísimo Lincoln, lo mismo con los indúes del Mahatma, los africanos de Mandela o los cubanos de Castro. Obama estaba llamado a ser el nuestro contemporáneo, pero el hecho de que no haya aparecido no significa que el "hueco" siga estando "ahí"; lo que en las teorías del Marketing se le llama "vacío de mercado", "nicho" u "oportunidad". Hay un hueco para llenar por algún HÉROE responsable, el que necesitamos para salir de esta situación tan criminal en la que unos pocos dirigentes y toda la humanidad adormecida nos han metido. Yo estoy convencido de que ese "héroe sin capa pero con espíritu" aparecerá, y por eso creo tanto en el futuro del por-venir. Un Mundo mejor SÍ ES POSIBLE, CLARO QUE SÍ!...

Un abrazo,

Jorge Medina Azcárate
One Brother World

19 de enero de 2011, 16:36
Carlos dijo...

Nada mas y nada menos que honestidad, responsabilidad, hermandad, comunidad, sentir, pensar, actuar.

Al final todo se centra en ACTUAR, tomar decisiones coherentes con nosotros mismos y para el beneficio de nuestros nietos.

Como dijo Ghandi, el cambio que quieres para el mundo comienzalo en ti, en tu entorno más próximo.

Demasiada información, para tan poca acción. La movilizacion de nuestros congeneres musulmanes estan actuando, acompañemosles.

Un fuerte abrazo.

Carlos Bendito.

1 de marzo de 2011, 7:14