Sin brújula ni camino

lunes, 13 de junio de 2011

¡Vaya año que llevamos! El corazón deshecho en lágrimas ante tantas tragedias y sufrimiento, y la mente perpleja al comprobar la incapacidad de los líderes mundiales para reaccionar ante las catástrofes naturales o provocadas, ante la situación provocada por el inmenso error de sustituir la justicia social y los asideros éticos por el mercado... que, en sus últimos estertores, intenta seguir condicionando la acción política.

Para empezar, el colosal terremoto y tsunami de Fukushima... y la "primavera árabe" en Túnez y Egipto... y luego en Libia, armada hasta los dientes por los mismos que decidieron atacarla -"es cuestión de horas"- en una operación precipitada en lugar de confiar, al tiempo que se restablecía su autoridad, a unas Naciones Unidas unidas como interlocutor único representando a todo el mundo y no sólo a los G8 o G20, una salida adecuada...; y luego Yemen y Siria, completamente a su aire, fuera del alcance de los grupos plutocráticos que siguen empeñados en cumplir cometidos que no les corresponden; y los volcanes en Islandia, Hawaii, y el Cono Sur de América Latina..., así como los incendios de Arizona, que demuestran que los Estados Unidos siguen teniendo muchos aparatos para la guerra pero no para hacer frente a las catástrofes..., y tifones de una fuerza devastadora inusitada; e insólitas explosiones solares; y más y más muertos de este escándalo permanente que representa el narcotráfico, especialmente en América Latina, sin que el "gran hermano" del Norte se avenga, fracasada la acción militar, a la despenalización y abaratamiento radical del consumo, una vez demostrado que el precio no tiene ya efecto disuasorio alguno; ...el Escherichia coli del "pepino" que no era del pepino y pone en evidencia la falta de rigor y de coordinación en situaciones de alerta sanitaria de la Comunidad Europea; ...los "efectos colaterales" de aviones sin piloto manejados a distancia que producen más quebrantos de los que resuelven; ...¿y el medio ambiente?: el "gran dominio" militar, financiero, energético y mediático se encarga de ocultar la gran responsabilidad, por sus efectos potencialmente irreversibles, de las generaciones presentes en su legado de habitabilidad de la Tierra a las futuras... mientras que el norte europeo sufre ahora las mayores sequías de muchas décadas cuando en el Sur llueve abundantemente...

Otro acontecimiento a destacarse, el Movimiento 15-M que, desde la Puerta del Sol, ha extendido su voz, pacíficamente, firmemente, y ahora ya son muchas las plazas, no sólo de España, en las que la palabra empieza a prevalecer sobre la fuerza, las propuestas sobre las protestas... y la sociedad civil podrá, seguramente en muy pocos meses, desde la gran plaza mundial del ciberespacio, fomentar la movilización popular que consiga, con millones de adhesiones, iniciar transformaciones radicales y consolidar la democracia.

Para darnos cuenta de la auténtica "tormenta" de acontecimientos que los grandes magos del espectáculo y del entretenimiento intentan apartar de nuestra vista y consideración, anoto algunas de las noticias del sábado, día 11 de mayo de 2011:

-"El ejército sirio asalta la ciudad sublevada..."

-"Israel se moviliza -¿hasta cuándo?- para que la ONU no acepte el Estado palestino..."

-"El jefe del Pentágono critica la falta de inversión europea en defensa" (¡que sigue siendo la OTAN, dependiente de los Estados Unidos!)

-"El país más boyante de Europa es la "rechazada" Turquía..."

Y aquí, en España, como en Europa, a los pies de las agencias de calificación, al tiempo que, ¡todo vale!, denostados y denostadores unen sus fuerzas para lograr alcaldías o gobiernos autonómicos, ascienden al poder quienes pronto, con toda probabilidad deberán dejarlo por decisión judicial; los que decían ser independientes demuestran no serlo; los que van a gobernar allí donde no lo hacían prometen hacer lo contrario de los que han hecho allí donde ya gobernaban...

Sin brújula ni camino.

-"Crearemos empleo". ¿Cómo?

-"Urge poner fin a la hipócrita ambigüedad occidental sobre el régimen de Bashar al-Asad". ¿Cómo?

Es necesario, en consecuencia, contemplar serenamente, pero con apremio, la situación mundial y urgir que se adopten con rapidez las medidas oportunas, sabiendo que no se puede salir airoso localmente de situaciones que afectan al conjunto de la humanidad.

Lo primero que hoy debería hacer (los Estados Unidos de Norteamérica, la Unión Europea, la Comunidad de Estados de América Latina y El Caribe, la Organización de la Unidad Africana, la Liga Árabe, la Federación Rusa, los países del Este, especialmente China, la India y Japón...) es convocar una Asamblea General Extraordinaria y Constituyente de las Naciones Unidas que, para poner orden en el caos originado y mantenido por los "globalizadores" y grupos plutocráticos, disponga, junto a un 50% de representantes de Estados, otro 50% de instituciones de la sociedad civil, así como de tres Consejos de Seguridad: para conflictos y catástrofes; para cuestiones socioeconómicas; y para cuestiones de salud y medioambientales. Todos ellos -Asamblea y Consejos- con voto ponderado pero con la participación y representación que le proporcionen la autoridad moral y funcional que en estos momentos es imprescindible.

De otro modo, unos continuarán clamando contra las dictaduras que les oprimen y otros contra la dictadura de los mercados... pero, sin brújula ni camino, nada cambiará: unos cuantos seguirán mandando (los "grandes poderes"), el mundo se seguirá "agrietando", moral y físicamente, porque se invierten 4.000 millones de dólares al día en armas y gastos militares cuando, en un genocidio invisible, intolerable, insostenible, mueren de hambre más de 60.000 personas... No me cansaré de repetirlo.

Es tiempo de acción. No podemos seguir sin brújula ni camino.

9 comentarios

conchitalloria dijo...

Sabiendo los millones que se gastan para la guerra, ese es el botin, lo que ganan vendiendo sus productos, no podemos esperar que el mundo sea de paz y de justicia. Eso no es negocio, como no lo es la vida sana y feliz. Te venden que es aburrida la vida feliz. Mejor es divertirse jugando a la guera, hasta que a uno le toca ser de los sufridores. La injusticia da buenos beneficios, hasta que a uno le toca sufrir los efectos de la injusticia.

13 de junio de 2011, 23:42

No me quedan palabras.Lo has dicho todo.
Solo insistir,no bajar la guardia,aburrirlos con nuestros reproches a su incapacidad,avaricia,mediocridad,corrupción.
Tiene que haber algún tipo de solución,pero no parece que sea a corto plazo.
Insistiremos,somos más y más decentes.

14 de junio de 2011, 8:54
tomeu dijo...

Hola profesor Mayor,

querría contactar con usted para solicitarle su colaboración en un libro colectivo sobre el 15-M. Como autor de "¡Reacciona!", nos interesaría mucho tener su visión sobre la reacción social.

Si es tan amable de contactar con nosotros a tomeu.pinya(arroba)gmail.com le daríamos los demás detalles.

Muchas gracias y enhorabuena por su excelente trabajo.

14 de junio de 2011, 9:44
Mar Nofler dijo...

el camino es el camino de la verdad y ahora estamos metidos en el camino de la mentira, los que van por ese camino son hipócritas, malvados y dictadores que llevan a su pueblo con la vista vendada para que no perciba la mentira tan grande en la que están metidos.
La salida, cambiar el rumbo, cambiar de camino, sólo hay uno y es el de la verdad, volver a llamar las cosas por su nombre, sin tapujos y sin adornos, tan sólo la verdad de la vida.Utrella!!! nofler blog madre tierra lacoctelera.com

14 de junio de 2011, 10:19
Juliana Luisa dijo...

Incapacidad de los líderes mundiales para REGULAR los mercados. Líderes y ciudadanos que, hace tiempo, renunciaron a cumplir con su obligación. La solución está en la sociedad civil, como tantas veces ha dicho usted. Quizás esta crisis, al afectar a nuestro estado de bienestar, sea una bendición, porque despierte conciencias y obligue a la sociedad civil a pensar. No olvidemos que crisis análogas han padecido y están padeciendo los países en vías de desarrollo; sus líderes no se puede decir que hubieran renunciado a sus obligaciones, pero fueron obligados por las instituciones internacionales, a tomar decisiones que nunca debieron tomar.

14 de junio de 2011, 12:27
René Aga dijo...

Sí, es el momento de la acción después de la sacudida de la conciencia el 15M. Será la parte más difícil. El 15M ha sacado propuestas. Ahora toca a los políticos de debatirlo y tomar acciones. Los manifestantes no pueden hacerlo. Si hay exigencias utópicas que lo digan y nos expliquen por qué. Entonces veremos hasta donde llega su competencia. Y también el sector privado, que tome nota. Que con el dinero fácil no se crea empleo.

14 de junio de 2011, 18:15
Pablo LaFleur dijo...

Hola Juan, soy alumno de la Universidad de Sevilla, le enviaba este email por si podria leer unas informaciones (que quizá no conozca) sobre la guerra en Libia, y poner una reflexión en su pagina que es seguida por centenares de personas. La razón es porque considero que apenas nadie trata este tema y personas mediaticas como usted pueden hacer que la gente hable de este tema.

Considero que esta guerra es un engaño a nivel masivo, de tal envergadura como Iraq II. Me produce más náuseas incluso esta que Iraq por el "consenso" entre los medios de comunicación y persuasión (como diría el profesor Navarro) y el escandaloso silencio sobre bombardeos, asesinatos de civiles, composición de los llamados rebeldes (jefes tribales si hablamos de Yemen o terroristas si se trata de Afganistán). Hace dos días sin más bombardearon la única fábrica de oxígeno líquido del país, que se usa para hospitales.
Eso, unido a la tentativa constante de homicidio del Gadafi diaria que no es ocultado ya por nuestros representantes, y demás tropelías, hacen infumable esta "guerra humanitaria"

Le dejo algunos datos de información para justificar cosas de las que le he hablado, un saludo!

http://www.rebelion.org/docs/127369.pdf

http://www.telesurtv.net/secciones/noticias/94034-NN/otan-bombardeo-planta-de-oxigeno-para-hospitales-en-libia/

http://leonorenlibia.blogspot.com/

15 de junio de 2011, 3:41
Camino a Gaia dijo...

Creo que cada vez parece se hace mas evidente a qué nos enfrentamos y no es otra cosa que al final del crecimiento, pilar fundamental de nuestro modelo económico.
Hay algo peor aún que la injusticia: que provoca la confusión de la causa con el efecto, que no soluciona nada sino que lo empeora. Responsabilizar a las víctimas de las decisiones del victimario solo puede llevarnos a una espiral de crímenes y de florecimiento del delito como forma de gobierno.

15 de junio de 2011, 11:11
isaflores51@yahoo.es dijo...

Mi querido Rector de la Universidad de Granada en los 70.Soy catedrática de Secundaria, en puertas de jubilación Loe.Yo no sería lo que soy si Ud no me hubiera ayudado en aquella entrevista que le pedí para solicitarle una beca de comedor.Jamás lo olvidaré.Al final de mi vida profesional,le recuerdo con gran cariño y respeto.He seguido su trayectoria
y hoy, me he decidido a hablarle de lo que aquello significó para mí.Ha sido un modelo a seguir.Hasta siempre.

16 de junio de 2011, 13:32