Pero, ¿cómo?

sábado, 30 de julio de 2011

¿Cómo no van a alejarse los ciudadanos de los políticos si se van distanciando progresivamente porque gobiernan sometidos a los mercados y a las agencias de calificación, como sucede en Europa en su conjunto, y otros porque, salvo descalificar, lo único que saben repetir es que van a crear empleo pero sin decir de qué manera?

Calificación, descalificación, sometimiento, mentiras sobre un futuro esplendoroso cuando alcancen el poder… que se desvirtúan acto seguido porque no se ponen en práctica sus programas en los países donde hubo cambio de tendencia política (Portugal, Reino Unido…) ni se llevan a cabo en las Comunidades Autónomas donde ya están en el poder.

Si no dicen cómo, si no demuestran rápidamente lo que serían realmente capaces de modificar… serán no pocos los que cambien de parecer y exijan antes de los comicios nuevas pautas electorales, con planes de acción claros y transparentes, sin personas corruptas en sus listas…

¿Cómo van a crear empleo si son los más sumisos en aplicar las exigencias de los mercados, la privatización, etc.?

Estamos viviendo una crisis sistémica. Es indispensable inventar nuevos caminos para el mañana que la humanidad merece.

4 comentarios

Camino a Gaia dijo...

No son las democracias las que deben rendir cuentas a los mercados, sino que los mercados debería rendir cuentas a las democracias.

Si no ponemos remedio pasaremos directamente del neo-liberalismo a estar gobernados por la delincuencia organizada.

Necesitamos un nuevo modelo económico y social, una globalización de la dignidad y de los derechos humanos. Vivir para ser mejores y no para ser muchos.
Evolucionar cualitativamente y no cuantitativamente.
Un saludo

30 de julio de 2011, 19:35
Juliana Luisa dijo...

Hace tiempo que necesitamos un nuevo modelo económico y social. Ahora nos ha tocado a nosotros, pero antes les tocó a los países del Tercer Mundo. En sus protestas, nuestra juventud no debe olvidar a la juventud de los países subdesarrollados.
Tarde o temprano llega un momento en que el hombre humillado se niega a vivir de rodillas, exige libertad y dignidad, incluso arriesgando su vida. Es una verdad universal.
El actual modelo económico y social no es acorde con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

31 de julio de 2011, 13:54
GART dijo...

Creo que esta economía de mercado sin ningún tipo de controles supranacionales está finiquitada. Ya no tiene nada nuevo que decir, excepto reconocer su propia responsabilidad en la debacle económica. Seguramente coleará unos años más, porque los poderes fácticos participan de ella como un círculo vicioso y nadie se quiere desprender tan fácilmente de sus privilegios. La crisis no será superada si no se establecen severas reformas en el sistema por medio de mecanismos harto conocidos pero nunca aplicados. Hace ya varios decenios que se tenía que haber impuesto la tasa Tobin. Quiero recordar que los verdaderos responsables de esta crisis no han pagado por ello. Tal vez sea porque las maniobras especulativas que han hecho estaban dentro de la legalidad. Es más, sabemos que Ben Bernanke, que respaldó los productos financieros que actuaron como detonantes del conflicto, ha sido "castigado" siendo nombrado presiden de la reserva federal de los estados unidos. Tal vez deberíamos poner a Robin Hood al frente del Fondo Monetario Internacional.

31 de julio de 2011, 21:33
René Aga dijo...

Tampoco es tarea principal del gobierno de crear empleo. El empleo que crea el gobierno es de servicios públicos, que no aportan al PIB y que suponen un mayor gasto público. La tarea del gobierno es facilitar y apoyar el empleo en el sector privado, evitando burocracia, mostrando flexibilidad y eficacia. Favorecer la creación y asociación de empresas (en España hay pocas empresas de gran tamaño). Es favorecer cambios estructurales. Apoyar más la I+D de las empresas. Fomentar el espíritu emprendedor cuidando la formación, etc. No hace falta inventar lo ya inventado. Basta ver como los países líderes funcionan e intentar transponerlo y adaptarlo a España. Evidentement exige que tengamos líderes competentes. No lo conseguiremos bajándoles el sueldo. Se consigue suspendiendo a los que no responden a las necesidades de sus puestos.

1 de agosto de 2011, 18:24