Siria, única salida: interlocutor único de Naciones Unidas

viernes, 24 de febrero de 2012

Hace tiempo que apremia, con otro ejemplo sangriento, la necesidad de refundar el Sistema multilateral que marginaron los “globalizadores” en la década de los ochenta, sustituyéndolo por los grupos plutocráticos… que nos han llevado al desastre. ¿Cómo pretenden mandar ocho o veinte países al conjunto de los habitantes de la Tierra pertenecientes a 196?

Debacle social, económica, democrática, medioambiental… Incapacidad, sobre todo, de gobernanza planetaria: las invasiones de Kosovo, de Irak… la forma brutal y cruenta con que Occidente “resolvió” la primavera árabe en Libia… la carencia de normas y vigilancia mundial de los procesos de cambio –y de radical resistencia al mismo– que muestran la arbitrariedad de un mundo sin brújula, falto de asideros y referencias democráticas y éticas a escala global.

Publica hoy la prensa: “Homs se desangra a la vista del mundo…La oposición busca apoyo exterior… El Consejo Nacional Sirio se debate entre la guerra civil y la petición de una intervención militar internacional…”

Fortalecer el Sistema de Naciones Unidas en lugar de seguir ignorándolo, en dos etapas: i) la primera, de emergencia, inmediata, por la que todos los países designarían a un interlocutor del Presidente Sirio y para las cuestiones que requieren inaplazables soluciones; ii) proceder a la refundación del Sistema de las Naciones Unidas, con una Asamblea General integrada por el 50% de Estados y el 50% de representantes institucionales o electos de la sociedad civil, añadiendo al actual Consejo de Seguridad un Consejo de Seguridad Socioeconómica y un Consejo de Seguridad Medioambiental.

UNAMOS NUESTRAS VOCES A FAVOR DEL MULTILATERALISMO.

Señores del G20, G8… ¡sean valientes y responsables! Dejen por un momento de prestar atención a las primas de riesgo y valores bursátiles, y actúen. Unas Naciones Unidas fuertes son la única solución