“Tengo el corazón mirando al sur”

lunes, 15 de abril de 2013

Es la letra de uno de los tangos más bellos e inolvidables… Y hoy es, además, una realidad plena de tensión humana, de solícita inquietud, de resuelta actitud de amparo. 

Al sur, en general, donde hoy hallamos ya más soluciones que problemas. 

Y al sur de Europa, en particular, que los últimos estertores del neoliberalismo globalizador está intentando aniquilar. Los “mercados” –del norte, sobre todo los de la Norteamérica republicana- están asolando a Grecia, Portugal, Italia, España… Primero sustituyeron los principios democráticos por las leyes mercantiles y, acto seguido, las Naciones Unidas, expresión aún con todos sus defectos, de la democracia a escala mundial, por grupos plutocráticos de 6, 7, 8 o 20 Estados. 

Y luego, aprovechando que la Unión Europea carecía de liderazgo y había cometido el inmenso error de establecer una unión monetaria sin una unión política y económica previa, arremetieron contra Grecia, desgarrando su tejido social, cargando el fardo de la incompetencia de las instituciones financieras sobre los ciudadanos de los segmentos de población más vulnerables… Llegando, en el colmo de su despropósito, a nombrar, en la cuna de la democracia, a un gobierno sin elecciones. 

Y así, el tsunami del “austericidio” ha recorrido el sur… y Portugal, Chipre, España, Italia se han ido sometiendo a sus designios. 

Ha llegado el momento, lo he repetido en múltiples ocasiones y ahora es ya apremiante, de plantarse. De recomponer la Unión Europea mediante los Tratados pertinentes. De realizar las reformas estructurales y legales (constitucionales incluidas) que se requieren en nuestro país. Y detener, con el poder ciudadano en completo ejercicio, esta debacle. 

El sur de Europa podría ahora “inspirarse” -¡cómo cambian los tiempos!- en América del Sur. 

Y España, también, en el sur de España. 

Tengo el corazón mirando al sur.

5 comentarios

Y la mejor forma de plantarse es saber aprovechar nuestros recursos en nuestro propio beneficio. Tenemos un Mediterráneo que es la envidia del Mundo entero en materias de Turismo, Geoestrategia y recursos energéticos. ...¿Qué pinta Europa aquí, si podemos ser totalmente autosuficientes?. Nuestro mercado es Asia y América Latina; no Europa.

Con todo el respeto de las palabras, "que les den" a los Alemanes and Company. Somos más competitivos por nuestra propia cuenta, ellos lo saben muy bien, tal vez mejor que nosotros.

Siento ser tan euroescéptico, pero es que ellos mismos me han producido este sentimiento. Un abrazo.

15 de abril de 2013, 16:24

Cuando, de una "maldita vez" el ser humano dejará de tener como prioridad la explotación de sus semejantes para conseguir destacar como potencia económica dominante??
Mientras se siga con esta obsesión y no con la búsqueda de medidas que hagan este mundo mas solidario quienes tenemos el corazón mirando al sur vemos como sube nuestra indignación de forma peligrosa.

15 de abril de 2013, 23:17
Nati dijo...

Señor Federico, me gustaría que me explicase la última frase de su artículo, donde dice "y España en el sur de España".... (Quiere decir que hay que inspirarse tb en el sur de España ... De verdad que no entiendo el significado.) Un saludo de una admiradora.

Nati. Bilbao

17 de abril de 2013, 9:03
Juliana Luisa dijo...

Dsde mi punto de vista, que para que el mundo funcione mejor, no son buenas las grandes agrupaciones, como la Unión Eurppea. En su momento fue una excelente idea, pero las cosas cambian. Es muy difícil practicar la democracia es estas grandes agrupaciones de gentes muy diversas. Considero que es mejor funcionar localmente en pequeñas agrupaciones y pensar que todos vivimos en el mismo planeta y practiquemos la empatía de unos con otros para poder sobrevivir.

Un saludo205 etslams

19 de abril de 2013, 13:00
Federico Mayor Zaragoza dijo...

El "Sur de España" es Andalucía, que ha adoptado recientemente medidas muy importantes -renta básica, dependencia, alimentación infantil- que podrían adoptar otras CCAA.

29 de abril de 2013, 10:26