¿Estado de Derecho?

miércoles, 30 de octubre de 2013

Es inconcebible que quienes más deberían defender y difundir las propiedades esenciales de un Estado de Derecho hagan exactamente lo contrario. 

Comprendo la emoción de los familiares afectados por la sentencia del Tribunal de Estrasburgo relativa a la imposibilidad de aplicar retroactivamente normas jurídicas ulteriores a las vigentes cuando los delincuentes fueron juzgados y condenados. La adhesión al dolor de quienes han sufrido en primer lugar las heridas no restañables de la barbarie es ilimitada, como lo es la firme resolución de procurar que estos actos tengan una penalización proporcional.

Pero no comprendo -y me asusta la repercusión que puede tener en otras sentencias y otras leyes- que la ex-Presidenta de la Comunidad de Madrid califique el veredicto de "infame" y el Presidente del Gobierno diga que es "injusto y equivocado". 

Es inconcebible. Pero es.

7 comentarios

Luis Diaz dijo...

La fábrica de Decretos se queja de que las leyes son injustas.

Así vamos.

Saludos. Luis

30 de octubre de 2013, 19:25
Marcos dijo...

Gracias señor Mayor Zaragoza. Creia que yo era el unico que pensaba asi, y le aseguro que estaba empezando a perder la cabeza. Claro...buscar la Libertad, la Justicia, la Democracia...siempre fue dificil

30 de octubre de 2013, 22:32
Laura Aguirre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor. 1 de noviembre de 2013, 17:34
Laura Aguirre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor. 2 de noviembre de 2013, 11:02
Laura Aguirre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor. 2 de noviembre de 2013, 11:21

Pero ¿Es que nadie se ha leído el artículo 9 de la Constitución española? La sentencia de Estrasburgo no hace más que recogerlo. No es injusto, no se inventa nada el Juez. Entiendo que los familiares de las víctimas quieran venganza, pero la ley está para evitar el ojo por ojo.

4 de noviembre de 2013, 17:57
Anónimo dijo...

Imagino que como a usted Federico, a mí tampoco me han asesinado a nadie de la familia por no pensar, hablar, o actuar como los asesinos. O quizás también, porque no pasábamos por ahí, ¿verdad?

9 de noviembre de 2013, 18:10