De súbditos a ciudadanos, la gran transición

miércoles, 17 de febrero de 2010

(resumen del artículo publicado en El País, el 11.02.10)


La solución a los gravísimos desafíos que enfrentamos es más democracia, mejor democracia. Y ello exige participación activa y conocimiento profundo de la realidad, que se dan especialmente en los "educados", es decir, los que actúan en virtud de sus propias reflexiones y nunca al dictado de nadie. El artículo primero de la Constitución de la UNESCO establece que el resultado del proceso educativo deben ser personas "libres y responsables". Educación para todos a lo largo de toda la vida. Para todos, no para unos cuantos. Y todos es muy peligroso, porque los educados no permanecerán impasibles, resignados, sometidos. No serán espectadores, sino actores. No receptores adormecidos, distraídos, atemorizados, sino emisores. No permanecerán silenciosos ni silenciados. Expresarán, con firmeza y perseverancia pero pacíficamente, sus puntos de vista.


Con ciudadanos educados ya no habrá dogmatismo, extremismo, fanatismo, ya nada será "indiscutible" ni se obedecerá de forma inexorable. La educación vence la apatía, induce a la acción.


Sí, la educación es la solución. No hay democracia genuina si no se participa, si los gobernantes y parlamentarios no son, de verdad, la "voz del pueblo". Para movilizarse, para implicarse, para involucrarse es imprescindible tener tiempo para reflexionar. Es esencial "escuchar" el mundo. Observarlo, que es mucho más que verlo y que mirarlo. Tener esta visión planetaria, esta consciencia del conjunto de la humanidad, que es lo que nos permitirá reaccionar sin esperar a tsunamis que nos emocionen, que nos pongan en marcha.


Los poderosos, que han ahuyentado desde siempre a los ciudadanos que, con mayor atrevimiento, ocupaban el estrado, no contaban con la "revolución virtual". La capacidad de participación no presencial (por telefonía móvil. SMS, Internet...) modificará los actuales procedimientos de consulta y elecciones. En síntesis, la democracia.


La decepción ciudadana al ver la incapacidad de los Estados para llevar a la práctica unos Objetivos del Milenio ya muy menguados y, más recientemente, hacer frente a las responsabilidades globales que supone el cambio climático, ha ido acompañada de la perplejidad e indignación que ha producido el "rescate" de las corporaciones financieras, responsables en buena medida de la grave situación que encaramos.


¿Y la gente? ¿Cuándo se "rescatará" a la gente? Es indispensable un multilateralismo eficiente, con instituciones internacionales dotadas de los medios de toda índole que requieren para el ejercicio de su misión.


Se terminaría así con los tráficos y mafias que hoy disfrutan de la mayor impunidad gracias a los paraísos fiscales, que deberían ser clausurados de inmediato y sin contemplaciones.


Unas Naciones Unidas que favorezcan la rápida interposición de los Cascos Azules cuando, tienen lugar, al amparo de la "soberanía nacional", violaciones masivas de los derechos humanos. Y la acción rápida y coordinada para reducir el impacto de las grandes catástrofes naturales (huracanes, ciclones, inundaciones, incendios, terremotos...) o provocadas.


La transición de una economía especulativa, virtual y de guerra (3.000 millones al día en gastos militares al tiempo que mueren de hambre más de 60.000 personas) a una economía de desarrollo sostenible global, que amplíe progresivamente el número de personas que pueden acceder a los servicios y bienes.


El porvenir está por hacer. El futuro debe inventarse venciendo la inercia de quienes se obstinan en querer resolver los problemas del mañana con las recetas de ayer. Muchas cosas deben conservarse. Pero otras deben cambiarse. Y hay que atreverse.


¡Ahora es el momento de la sociedad civil! De la fuerza a la palabra, al encuentro, a la conciliación. De súbditos a ciudadanos, la gran transición.


11 comentarios

"Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres" (Pitágoras).

Estoy convencido que creando una buena base social, el problema del Mundo es sólo una cuestión generacional,... eso que siempre decimos: "el tiempo arreglará las cosas".

Lo único que demando ya para todo esto es el famoso "manos a la obra". Está muy bien hablar, pero trabajar está incluso mejor. ..Y no me cansaré nunca de decirlo; personas como usted son el motor de arranque. El mejor motor de arranque!.

Un abrazo muy fuerte,

Jorge Medina Azcarate
One brother World

17 de febrero de 2010, 19:55
jrmsegunda dijo...

Buenos días D. Federico

El primer párrafo de su escrito no tiene desperdicio.

Algunas veces, tengo la sensación de que escribe lo que yo pienso.

Suscribo la mayor parte de lo que dice en este artículo.

Jesús Ramírez

18 de febrero de 2010, 8:40
Inma dijo...

Esa frase de Pitágoras sobre la educación y el castigo ya la cité yo en el blog de Eduard Punset, porque creo que encierra una trampa enorme. Si todos estuviésemos bien educados y sin castigo en el horizonte ¿quién mandaría? Se acabaría el chollo de, para algunos, "tener la sartén por el mango". Saludos cordiales.

19 de febrero de 2010, 1:47
Azael Barrera Garrido dijo...

La llamada sociedad civil ha sido interpretada en latinoamérica con conveniencia local. Por ejemplo, en Panamá la sociedad civil es considerada la conjunción de grupos de interés no gubernamental pero que muchos desafortunadamente no tienen raíces en las comunidades sino que supuestamente buscando el bien común interceden también sus propios intereses o intereses foráneos, aunque ellos afecten a otros sectores de la sociedad. Las sociedades civiles que tienen base en la comunidad, como asociaciones de vecinos, de agricultores, de campesinos, que con educación y sin manipulación política avanzan y elevan su voz para el bienestar de sus asociados, eso es verdadera sociedad civil. Por ello, en Panamá durante el tiempo que estuve al frente de una asociación de vecinos luchamos incluso en las cortes de justicia por el bienestar de nuestra comunidad y la defensa de la ley, el medio ambiente y la sostenibilidad, y lo seguimos haciendo hoy día desde nuestra catedra universitaria. Una sociedad civil comunitaria educada, no debe permitir el borreguismo o ciego seguimiento a los dirigentes políticos mediáticos, sino exigir la rendición de cuentas, la concertación, el respeto a la ley y la institucionalidad. Después de todo el Estado es todos, no solo los gobernantes. Un gran saludo a la fundación y a don Federico, me suscribo a su artículo.

20 de febrero de 2010, 16:41
Anónimo dijo...

En 1939 el pueblo más y mejor educado era Alemania. por tanto la educación no es una panacea.

22 de febrero de 2010, 13:24
Candido dijo...

Me temo que somos escasamente un par de generaciones (cincuentones y sesentones hoy...) los que estemos preocupados verdaderamente con la perdida de la conciencia ciudadana. La degradación ética de personas e instituciones, me temo que es aceptada por la mayoría de la población... que debido a los sucesos del final del XX....ha asumido que el neoliberalismo y el maricón el último es el mejor sistema posible. Europa se forja como una sociedad que busca la redistribución y l igualdad de oportunidades, tras dos guerras terribles... y me temo que solo los que han sentido directa o cercanamente el dolor que la maldad del hombre puede provocar,solo estos .... estan verdaderamente preocupados con el estado actual de las cosas.
Me temo que gran parte de la población mundial llamada occidental ha olvidado los estragos causados por el envilecimiento de las instituciones... y hay otra parte
(tercer mundo y economías emergentes ) que no estan dispuestas a pararse ni un minuto a pensar en el daño que pueden estar haciendose a si mismo... por copiar un modelo, cuya falta de etica ha traido como resultado
tanto los colapsos de los sistemas como de las instuciones...
Efectivamente la unica oportunidad
de comunicar los peligros en ciernes esta en la sociedad virtual.... pero ??? como conseguir que los que no se sienten amenazados tan siquiera empleen su tiempo en leer blogs sobre estos temas ????

26 de febrero de 2010, 19:49
Ramon.M.S. dijo...

Sr.D. Federico

Le recomiendo este articulo de un catedratico que ha sabido atar todos los cabos sueltos...todo lo que sabiamos pero bien estructurado.

Actualidad y análisis de la economía mundial. Captar y analizar las grandes tendencias de la evolución de la economía internacional en relación con los hechos geoestratégicos, políticos sociales y ambientales. Desarrollado por Edgar Reveiz. http://edgarreveiz.blogspot.com/

Grupo La transicion:
http://www.facebook.com/topic.php?uid=332995051816&topic=13484

saludos cordiales

2 de marzo de 2010, 16:03
Anónimo dijo...

A mi hijo lo eduque con valores,tolerancía,bondad,respeto,etc,etc,lo único que recibió a cambio fue patadas, insultos....Pero lo peor es que nadie lo defendió por ser buena persona.Mientras los colegios pasen por alto la violencía,incluso la vean legitima:NADA CAMBIARA.

10 de marzo de 2010, 10:29
Pilar dijo...

Necesitamos ejércitos de gentes como Usted con corazón, con humildad, con sensibilidad, con justicia, con ecuanimidad, con manos que tender, con oídos para escuchar... con alma. Gracias

23 de marzo de 2010, 23:18
Mercedes Villalobos Revelles dijo...

Estoy leyendo (por las noches estoy con Reacciona...)y me pasa como siempre cuando lo oigo hablar. Usted tiene la capacidad de expresar de una manera muy especial, muy completa y muy culta, las cosas que pienso cada día y que me tienen muy triste, cabreada y sobre todo frustrada.
Soy Maestra de Primaria ¡por fin! Y ya le dije una vez en Granada, en en congreso "Música y poesía para la paz" que aprobé las oposiciones gracias a usted. Empecé mi discurso hablando de su libro, Mañana siempre es tarde, de la frase de F.Nietzsche "llegará un día en que todos los políticos hablen de educación", y el tribunal estuvo atento desde el primer momento porque toda la programación giraba en torno a su manera de ver la importancia de la educación, de la cultura, del conocimiento, y de tener siempre en cuenta, en medio de todas estas cosas, al medio ambiente y a la madre naturaleza, al respeto, a la responsabilidad, a las personas, a los pueblos, y a los Derechos Humanos Universales.
Lo admiro desde que lo conocí, en el "Congreso Internacional de nuevas Tecnologías...", también en Granada, y he participado en la organización de muchos eventos más a los que usted ha venido y en los que siempre nos ha dejado con la misma sensación, a todos los que (desde atrás) trabajábamos para que usted viniera y estuviera como en su casa, qué paz, qué ganas de saber más, qué ánimo, que sabiduría... y que rabia que su persona y su bibliografía no sean objeto de estudio obligatorio en todos los colegios, institutos y centros de formación, incluido el INEM.

Por mi parte, en medio de este caos educativo lleno de papeles, intereses, falta de profesionalidad, poca vergüenza y nada de preocupación por los niñ@s (que es lo que me preocupa a mi y por lo que me levanto cada mañana), no se preocupe que voy a encargarme de presentarlo a todas las generaciones venideras que pasen por mi aula, para no perder la esperanza de que algún día el pueblo se levantará, habrá un cambio, y llegará ese mañana que deseamos y que aun es posible. Mientras usted no pierda la esperanza, yo mantendré la mía, y seguro que la de muchos más.
Gracias por existir y por haber elegido, en cada momento, el mejor camino, pensando en tod@s.

Un abrazo.

5 de julio de 2011, 13:53
Mercedes Villalobos Revelles dijo...

Errata. Correctamente es: "llegará un día en que todos los problemas de política hablen de educación".

5 de julio de 2011, 13:55