¡La incontenible marea del ciberespacio ha comenzado!

martes, 1 de febrero de 2011

La movilización popular se ha iniciado.

Los que siguen especulando en los estertores de la “globalización”, los de Davos… están, en general, fuera de la nueva realidad: los ciudadanos empiezan a expresarse a través de la moderna tecnología de la comunicación. El tiempo de la resignación y del silencio ha concluido.

No han sabido escuchar: hace años que vengo repitiendo, con muchos otros, que la participación no presencial a través de la telefonía móvil y del internet representaba un hecho histórico, que ampliaba en gran manera la capacidad “democrática” de la ciudadanía, ceñida hasta entonces, en el mejor de los casos, a la votación en las urnas. Pero, añadía, una democracia genuina consiste no sólo en ser contado en las elecciones sino en contar, en ser tomado en cuenta permanentemente. ¡La voz del pueblo! ¡”Nosotros, los pueblos…!” como lúcidamente proclama la Carta de las Naciones Unidas.

Naciones Unidas que han sido por cierto, postergadas a agencia humanitaria internacional y a ser refugio institucional de conveniencia, confiriendo el poder a grupos integrados por los países más ricos (G6, G7, G8… G20). Desde que sustituyeron, mediada la década de los 80, los valores (justicia social, equidad, solidaridad…) por el mercado y la “democracia” que representaban las Naciones Unidad por la plutocracia, estaba claro que las asimetrías se agrandarían, que se deslocalizaría la producción, que los paraísos fiscales rebosarían en lugar de desaparecer de una vez, que los tráficos a escala supranacional (drogas, armas, personas…) no tendrían castigo, que los flujos financieros no se regularían…

Pero en vano.

En muchos países -¡hasta en Irán!- se empezó a ver la capacidad movilizadora del ciberespacio. Ahora se extiende por el Magreb. Ojalá sea pacífica y no se reprima violentamente lo que hubiera debido preverse.

Y, sobre todo, que se adopten rápidas medidas por los grandes responsables de la situación actual, particularmente por el “gran dominio” (energético, militar, económico, mediático): cuando se desmoronó el muro de Berlín y, con él, por la magia de Mikhail Gorbachov, el imperio soviético, advertí que si no se enderezaban rápidamente las tendencias, pasaría lo mismo, en pocos años, con el imperio “occidental”. “Se ha hundido un sistema que, basado en la igualdad, se olvidó de la libertad. Ahora, si no cambia radicalmente, se hundirá un sistema que, basado en la libertad, se ha olvidado de la igualdad. Y de la justicia”.

Los explotados, los frustrados, los pobres y empobrecidos, los humillados pueden ahora hacerse oír y “ver”. Hasta hace poco el ámbito era local y las causas de las protestas eran también “locales”. Ahora son causas mundiales y el acoso intolerable de los mercados a la acción política se ha generalizado.

¡Qué fácil resulta hoy comprobar que los mismos que han provocado esta situación acusen a los líderes de los países afectados por la “marea”!. Será mejor que vayan tomando inmediatas decisiones correctoras, porque la movilización ciudadana, como incontenibles aguas altas –ojalá no sean tsunamis- ya no se detendrá.

Nos acallaron pensando que nuestra voz era autópica, irrelevante, molesta pero modesta… en lugar de darse cuenta de que se trataba de un proceso de movilización progresiva a todas las escalas.

Recuerdo cuando, hace ya muchos años, nos llamaban “buenones” a los que, desde posiciones de responsabilidad mundial, preconizábamos la rápida reforma de las Naciones Unidas para que pudiera convertirse en realidad el papel de la ciudadanía que el Sistema de Naciones Unidas representa y promueve, inspiradas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

No miren ahora hacia otro lado. Más vale prevenir que remediar. Aceleren el cambio. Se producirá de todas maneras. Piensen en la incontenible marea…

10 comentarios

Despotrikator dijo...

Tiene usted razón la cosa parece imparable... Y eso que aquí en España, a pesar de la situación de desempleo y de los retrocesos que estamos padeciendo, a mí me parece que no llegamos ni a marejadilla ligera. Aunque igual tendría que escuchar más a mi abuela que repite siempre eso de "del agua mansa me libre dios..." Desde luego hace un par de meses Egipto desde aquí se veía muy manso.

Un saludo

1 de febrero de 2011, 21:22
Ramon.M.S. dijo...

La gente ya no tragara mas excusas, como esta "esto no estaba previsto" y tonterias simililares para ganar tiempo.
Egipto por ejemplo estaba en alto riesgo:http://www.businessinsider.com/huge-congrats-to-nomuras-alistair-newton-who-had-egypt-in-his-top-10-risks-for-2010-2011-1

2 de febrero de 2011, 0:35

Sin duda alguna algo se está moviendo de forma imparable. Como ya quedó claro en el I Congreso África Occidente (2007), los diagnósticos están hechos, lo urgente es actuar de forma responsable.

Ojalá se evite el recurso al Ejército (una vez más) y a la carrera de armamentos en la zona, habiendo tanto que invertir en salud, educación y trabajo.

Ojalá se supere igualmente cualquier tendencia al fanatismo.

Ambos riesgos son claros, como lo fueron en la transición española del 75 al 82. Pero también la esperanza es ahora muy fuerte como lo era entonces.

Por lo demás, ¿cómo podríamos empujar todos nosotros, ya mayores de 60, en la necesaria reconversión de Naciones Unidas? Vividas las experiencias del 68 y del 89 ¿No será ese nuestro reto del momento?

2 de febrero de 2011, 14:17
Masgüel dijo...

Yo todavía no tiraría el sofá por la terraza. Pese al entusiasmo de Don Federico, nadie sabe en qué va a acabar esto. Pero coincido en sentir la historia acelarando bajo los pies. Internet es la mayor revolución en las tecnologías comunicativas desde que los simios empezamos a hacernos muecas. Es de esperar que se lleve por delante las instituciones políticas y económicas precedentes, pero de la jeta que tendrá el homo digital el año que viene, no tenemos ni idea. Para bien y para mal, el futuro está cada vez más lleno de posibilidades.

2 de febrero de 2011, 15:19

A mí me preocupa empezar a intuir que, incluso el poder que parece más "democrático y universal" (la opinión pública canalizada por internet,) pueda estar empezando a utilizarse ya con fines partidistas por todo esto de "la plutocracia", "los liberales", los "think tanks" y demás corrupciones encubiertas. El caso de Egipto parece que empieza a descubrirse como un nuevo ejemplo de perfecta injerencia política internacional para la desestabilización interna del país, aprovechada por las sinergias que generan los precedentes de Argelia, Tunez o Yemen, y viendo el posicionamiento que el Gobierno Egipcio estaba tomando para el conflicto Palestino (...Usted Sr. Federico tiene más que nadie acceso a todo este tipo de informaciones de trastienda!). Parece que la primera ficha que ha empujado a todas las demás en Egipto ha sido pagada, y por tanto, no concebida de "naturaleza social o humana".

De forma paralela, el propio Gobierno Egipcio ha demostrado que el sistema de comunicaciones está perfectamente controlado en todo el Mundo, y dispuesto para "desenchufarse al instante" en el momento que más interese a algún poder (a este respecto parece que empiezan también a generarse plataformas sociales "estilo Wikileaks" por un WIFI universal paralelo y libre). ..Dicen también que la futura "Opinión Pública Mundial" estará en manos de Google y Facebook,... tantas y tantas cosas que por pura lógica existencial y sin datos en la mano, invitan a la profunda reflexión, a la precaución, y tristemente también al miedo por un futuro tan incierto pero con marcada tendencia violenta.

Un abrazo muy fuerte y sentido Sr. Federico. Usted es siempre una de las primeras piedras de toque validísimas para despertar conciencias y reacciones analíticas hacia un mundo mejor, QUE SÍ ES POSIBLE.

Jorge Medina Azcárate
One Brother World

3 de febrero de 2011, 17:40

Ya falta menos. Empezamos a llamar a los sátrapas por su nombre, aunque lleguemos con retraso, con mucho retraso.

Pero no nos paremos en lo de apoyar a las gentes que están plantando cara a sus sátrapas. Plantemos también cara a los nuestros, que los tenemos bien cerquita. Digámosles, sin ninguna violencia y con toda firmeza, que basta, que hasta aquí hemos llegado.

Cordialmente,

4 de febrero de 2011, 9:30

Las protestas de los países árabes, especialmente la que se está llevando a cabo en Egipto desde el 25 de enero, marcan un punto de inflexión en la política mundial, en la línea que indica el prof. Mayor. Han querido amordazar al pueblo egipcio cortando primero trwitter, luego las conexiones a Internet y a la telefonía móvil, pero incluso entonces hallaron la manera de ponerse en contacto con todo el mundo.

Me enteré del inicio de la protesta por alguien que informaba "in situ". Era un día que yo tenía mucho trabajo y después de horas concentrada en escribir, quise distraerme viendo lo que decían en twitter personas que conozco. Así fue como leí los primeros mensajes que desde la plaza Tahrir enviaba Nadia El-Awady, médico y periodista egipcia que preside la World Federation of Science Journalists. Y como yo, millones de personas estos días vamos conociendo los acontecimientos en el mismo momento que se producen.

Los mismos que han conseguido la globalización de los mercados han logrado que los conflictos políticos y sociales tambien se globalicen.

4 de febrero de 2011, 23:56
alabikoka dijo...

Cuanto más culta es una persona,es más inconformista,aunque no necesariamente más sabia,la inteligencia y el intelecto no tienen porque ir de la misma mano,asi como un tiempo en calma puede estallar en cualquier momento.Ahora internet,la redes sociales,y las maravillosas invenciones que saldrán,va revolucionar todo,y pasará lo que tenga que pasar,que pasará;gracias a un Pc y a la conexión de internet y la Democracia,disfruto por 1ªvez de su lectura Federico,y de los comentarios de las demás personas.Espero no les entre vertigo ni entren en desanimo antes de tiempo,a los "sabios",para contribuir a la eficacia del talento del ser humano en construir.Como lo han sido,las Cartas Magnas de distintos países,y unos largos etc....etc...y etc....!Sin duda,a los políticos,grandes millonarios y todo tipo de personas en todos los gremios hasta llegar al más pobre,a todos,sienten,sentiran,miedo.Pero del miedo ya hay mucho escrito!.

7 de febrero de 2011, 1:17

Quizá, a esta nueva Internet social le falte lo que en cierta medida ya es para los comerciantes: un lugar de trabajo cooperativo, para intercambiar y compartir recursos, un lugar para el diálogo, la creatividad, el emprendimiento social, un lugar para el apoyo mutuo y la solidaridad… y no sólo, que también, un lugar para las proclamas, la difusión de consignas y mensajes revolucionarios en la línea de lo que se ha dado en llamar ciberactivismo.

9 de febrero de 2011, 8:26
conchitalloria dijo...

De igual manera que las redes sociales hacen creer que estas conectado con miles de personas, y que tienes cientos de amigos, cuando de verdad necesitas la mano amiga, te encuentras que no tienes a nadie a tu lado.
El ciberespacio sirve para estar mejor comunicados, no escuchar solo consignas dirigidas para seguir manipulando (aunque este es un medio peligrosisimo para hacerlo), pero a la hora de la verdad, no estamos unidos para votar para que la democracia tenga valores realmente democraticos, que es la base de sociedades diferentes, de justicia y de paz. Conchita Lloria

5 de marzo de 2011, 11:03