¿CALUMNIA SIN LÍMITE?

miércoles, 23 de marzo de 2011

La democracia no debe tolerar estos excesos

En el ABC de hoy, el señor Gabriel Albiac publica una columna titulada “Salida digna”. Se dirige al Presidente del Gobierno, al que en los distintos párrafos de su artículo llama “Nadie sonriente”, “necio armado de sonoras vaciedades”, “tonto de la tribu”, y termina así: “No sé si será cierto lo de que piensa marcharse ahora, tras haber enlodado realidad y retórica de un modo loco. Para volverse a casa. Tan tranquilo. Yo, en su lugar, al menos, me volaría los sesos. Dignamente”.

Es intolerable: el último párrafo alcanza proporciones delictivas, que exigen rectificaciones y excusas.

El señor Albiac no debía haber escrito de este modo. El ABC no hubiera debido publicárselo.

Promotor incansable de la cultura de paz, respeto todas las críticas –y alabanzas!-, todos los puntos de vista, todas las opiniones, aunque sean radicalmente opuestas a las propias. Pero la violencia, no. La imposición, no. La amenaza, no. Ante tamaña insidia, lo que está claro es que los sesos del señor Albiac no marchan bien. Deseo que se trate de un fallo transitorio.

3 comentarios

No cabe duda que una parte de la derecha española está siguiendo el camino de su homóloga norteamericana - desbarrar continuamente, acosar ad personam a los oponentes y exhortar a la violencia.

Ahora bien, creo que el artículo -contenido en la sección de opinión- se descalifica por sí solo, no sólo por el bajo tono sino por las inexactitudes que contiene.

Por ejemplo, acusa al gobierno de Zapatero de haber provocado un deterioriamiento económico, cuando es bien sabido que en lo económico se ha seguido una política de riguroso (y ovino) continuismo con los gobiernos de Aznar. No en vano se comenta internacionalmente que la economía española ha desperdiciado más de una década de vacas gordas rehuyendo las imprescindibles reformas estructurales.

Igualmente se ha descalificado la cabecera que lo publica. Ambos están en su libertad (autolesionista) de hacerlo.

Cordiales saludos,

23 de marzo de 2011, 15:28
jrmsegunda dijo...

-buenas y lluviosas tardes-

¿Será el león tan fiero como lo pintan?
Por su aspecto no parece tan fiero, ... http://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Albiac
---aunque, fíate de la virgen y no corras!!!!---

No recuerdo donde leí: "Si a las palabras las quitamos parte del significado absoluto que puedan tener y las concedemos un margen de error e impureza en la descripción de la realidad, nos afectarán menos y disminuirán las emociones que puedan generarnos."

Parece que, siempre hay un momento para soltar una palabra pero nunca para retirarla, porque lo que se dice dicho queda, de alguna manera define al que lo dice. Quizás tendríamos que acostumbrarnos a responder de lo que decimos (responsabilidad).

Imagino que valoramos lo que dicen los demás según nos afecta.
Eso si, lo de insultar no va conmigo.

paz y tranquilidad

23 de marzo de 2011, 17:25
Jmsg dijo...

Hola.
Esto traído por usted es solo un ejemplo. Puede echar un vistazo cualquier día al blog de José María Izquierdo en El País, "El ojo izquierdo".
Repito, cualquier día, y verá las aberraciones cometidas en nombre de la libertad de expresión.

Un saludo, y siempre es un placer leerle.

28 de marzo de 2011, 9:01