Urgente: evitar la intervención militar en Libia, desplegando todos los medios de solución pacífica del conflicto

martes, 8 de marzo de 2011

Sería muy peligroso, de nuevo, recurrir a la fuerza, por principio, pero también porque, en este caso, no debe minusvalorarse la capacidad militar de Muamar el Gadafi.

Lo saben muy bien los que le han estado vendiendo armas hasta hace unos días. En el mes de septiembre de 1999 tuve ocasión de presenciar, junto a la mayoría de los presidentes África y embajadores de muchos países europeos y del Este, una formidable "manifestación", en Sirte, del inmenso potencial bélico que había alcanzado ya en aquel momento Libia: aviones de guerra de origen francés, miles de tanques de origen japonés, acorazados desfilando por el mar que servía de telón de fondo, diversos tipos de cohetes y misiles...

Una acción militar por parte de Occidente crearía un grave precedente y tendría un efecto muy negativo, hasta el punto de hacerlos descarrilar, sobre los procesos de liberación actualmente en marcha en el Magreb y el mundo árabe. Es necesario hablar. Acabamos de ver los malísimos resultados de las invasiones de Kosovo y de Irak.

Por cierto, mucho cuidado también en establecer apresuradamente juicios que consideraran a Gadafi criminal de lesa humanidad. Después de los muertos y de los precedentes de Guantánamo, Abu Ghraib y de Bagram... sería muy difícil acusar a unos y exculpar a otros.

Por todo ello, creo que en este caso, más que nunca en el pasado, lo imprescindible es conferir a las Naciones Unidas toda la autoridad para alcanzar, con Rusia y China incluidos, acuerdos inmediatos de alto el fuego y buscar las soluciones adecuadas.

¿No es suficiente todo lo que hemos vivido desde principios de siglo para cambiar ahora las políticas "parciales" de fuerza e intentar, con unas Naciones Unidas reforzadas debidamente, otras fórmulas que no conlleven tantos muertos, sufrimientos, desplazamientos...?

Occidente debe comprender, de una vez, que lo que necesitan hoy los pueblos que se están rebelando no son armas sino ayudas para consolidar un desarrollo que permita la igual dignidad de todos.

8 comentarios

madelen dijo...

Mientras hoy escuchaba las noticias ,justamente pensaba esto mismo que aquí acabo de leer. Me alegra ver que no son cosas mías que esa es una realidad subyacente y desearía que todos estuviesemos informados a fondo de los intereses, o más bien de los interesados en que un nuevo conflicto militar se pueda abrir.
Por supuesto alguien tendría que poner freno a la situación, pero quiero pensar que habrá otros medios.

8 de marzo de 2011, 17:46
Masgüel dijo...

No estoy de acuerdo. Intervención militar extranjera en Libia ya existe. Es la del propio ejército mercenario de Gadafi, porque el regular se ha unido a los rebeldes. Pero el armamento más poderoso, aviones y tanques, sigue en manos de los bien pagados cuerpos de élite fieles al dictador. Si ese armamento no es destruido mediante la imposicón de una zona de exclusión aérea, la guerra civil puede dilatarse mucho tiempo. El Consejo Nacional Libio ha hecho una demanda explícita al respecto. Y es la autoridad legítima (transitoria) del país, no el gobierno de Trípoli.

8 de marzo de 2011, 18:42
Masgüel dijo...

Donde dije digo, digo Diego. Hace 45 minutos en El País:

"La oposición libia pide a la UE que se abstenga de intervenir militarmente. El Consejo Nacional de Transición ha pedido hoy que la UE se abstenga de intervenir militarmente para atajar las ofensivas del régimen ya que sería vista por la población como una injerencia."

A ver si se aclaran.

8 de marzo de 2011, 21:16
Anónimo dijo...

"No hay camino para la paz, la paz es el camino"...
Lo que deben hacer es apoyar a todos los que tienen que salir del pais y no tienen medios, buscar soluciones pacíficas y de presión sobre el dictador y, sobretodo, cortar el suministro de armas a todo país gobernado por dictadores para que no vuelva a ocurrir esto, o es que se han dado cuenta ahora de que este energúmeno era así. Por supuesto que, por mí, no debieran ni fabricarse armas, pero para empezar, se podría hacer algo como cuando un cazador quiere adquirir una de éstas, es decir, se requiere de unos requisitos, así pues si un país no goza de democracia, por qué se le venden armas(Es retórica); si no hay democracia hay dictadura, pues no se le venden armas. En fin ahora estos desvergonzados, incompetentes e hipócritas de los gobernantes quieren aparentar que les duele la situación de Libia, etc. cuando todos ellos se mueven por interés...

8 de marzo de 2011, 23:02

Quién va a sujetar al perro petrolífero??? El cambio está pactado!!
¿¿Dónde están los cascos azules de la ONU? El perro petrolífero los tiene aplastados...
Necesito ver la cara a una mujer de Libia... Puedo regalarle los velos de misa de mi madre... aún no se han apolillado!!!!
Saludos,

11 de marzo de 2011, 13:14
Aurelio dijo...

No a la intervención!

18 de marzo de 2011, 10:13

Y aparte del NO rotundo a cualquier guerra, digo yo, ¿No estábamos en crisis económica?, ¿No cuestan las guerran un montón de dinero?, por favor, que alguien me lo explique, ¿Qué parlamentarios tenemos y pagamos que no saben hablar?, ¿Hubo alguna reunión con el dictador Gadafi para tratar de entendernos por la vía diplomática antes de los ataques?, Dicen que ha respaldado y fomentado el terrorismo...¿Y así nos protegen?. Lamentable.

22 de marzo de 2011, 15:07
Anónimo dijo...

La guerra de Iraq, y la de Libia (y las de Somalia, Líbano, Siria, Irán...) estaban programadas por la Reserva Federal Norteamericana 10 días después del 11-S, según declaraciones del General Wesley Clark. Caído el dólar los Aliados en la Rapiña van a hacerse con las reservas de oro de los Bancos Centrales -muy importantes en el caso de Libia. Pero más objetivos en esta guerra, aparte del oro: El petróleo, las inmensas reservas de aguas fósiles y situar a la OTAN (AFRICOM) en el Norte de África, para controlar los recursos de ese continente y preparar próximas guerras contra países del entorno.
Esta es una guerra tan ilegal como la de Iraq, y con un pretexto tan falso como el de aquella (allí inexistentes armas de destrucción masiva y aquí unos bombardeos sobre civiles de los que no existe una sola prueba, ni una sola foto) La Resolución 1973 del C.S. solo autorizó un pasillo aéreo, supuestamente para defender a los libios, y no para bombardearlos, que estaba finalizado en abril. Pero la OTAN sigue bombardeando población civil y arrasando un país que era el más próspero de toda áfrica, según el PNUD de la ONU: escolarización, atención sanitaria, esperanza de vida, reparto de las rentas del petróleo -aunque por imposición del FMI ahora sean menor-, pleno empleo + 3 millones de puestos de trabajo para extranjeros...No hablamos de Gadafi sino de un país y de un pueblo que había alcanzado muchas metas, y que tiene derecho a decidir libremente si está o no con su gobierno.
Lo pero de esta guerra es el férreo control mediático existente.
El día 1 de julio 1.700.000 libios se manifestaron en Trípoli en apoyo de su gobierno y contra laOTAN ¿Salió en algún medio occidental?
Purificación

19 de julio de 2011, 11:18