Sumisión total: los mercados mandan, omnímodos inclementes

viernes, 3 de octubre de 2014

Los mercados mandan, el BCE ordena, la señora Merkel impone,… y así seguimos, sin salir del “austericidio”. Como ya he comentado, la desvergüenza de los mercados y el nivel de sumisión han llegado hasta el punto de consentir que en Italia y en Grecia, la cuna de la democracia, los gobiernos hayan sido nombrados directamente por los “mercados”, sin urnas, sin comicios. 

Igual sumisión acaba de tener lugar con China: si quieren algún dinerito del dragón, del país comunista-capitalista más importante de la Tierra, no deben evocarse los derechos humanos ni mencionar posibles acusaciones en virtud de la justicia universal. Y así, no se han mencionado los derechos humanos en el reciente viaje del Señor Presidente del Gobierno… y se ha eliminado en España la justicia universal, que era uno de los mayores distintivos de prestigio a escala mundial hace bien poco. 

¡Que no se mencionen los derechos humanos! No se mencionan. ¡Que no haya Justicia Universal en España! No hay Justicia Universal en España… 

Por un puñado de miles de millones de euros, por menos del 8% de lo que tienen cada uno de los magnates más acaudalados del mundo… sumisión total. 

La sumisión tiene un alto precio. Aparte del descrédito y del rechazo popular inmediato, tiene un altísimo precio a medio y largo plazo en dignidad nacional. Siempre, al final, el coste de la indignidad es muy elevado. Sumisión total. 

El que avisa no es traidor