"Soluciones financieras innovadoras"

viernes, 28 de mayo de 2010

Considero que es absolutamente imprescindible aplicar de una vez por todas los mecanismos que permitan hacer frente, junto con una mayor responsabilidad de los Estados en la financiación del desarrollo y la cooperación internacional, a la calidad de vida de los segmentos menos favorecidos de la población mundial.

En los últimos años se están realizando interesantes propuestas e iniciativas, en este sentido:

Naciones Unidas, Nueva York, 20 de septiembre de 2004. Por iniciativa del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se reunieron con él y el Secretario General, Kofi Annan, el Presidente de Chile, Ricardo Lagos; el de Francia, Jacq ues Chirac; y el Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para "aumentar de manera conveniente la financiación en favor del desarrollo".

También en el mes de septiembre se presentó el Informe del Grupo de Trabajo Técnico sobre Mecanismos Innovadores para Financiar la Lucha contra el Hambre y la Pobreza. Trata de la imposición sobre las transacciones financieras; sobre el comercio de armas; se refiere a la Facilidad de Financiación Internacional; derechos especiales de giro, activos de reserva internacionales emitidos por el Fondo Monetario Internacional; evasión fiscal y los paraísos fiscales; la mejora del efecto de las remesas; aportaciones voluntarias a través de las tarjetas de crédito; inversión socialmente responsable.

El 19 de septiembre del año 2006, el Presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, propuso la creación de UNITAID, con el fin de "asignar a la adquisición o producción de medicamentos una parte ínfima de las inmensas riquezas generadas por la aceleración de los intercambios. Parte de los fondos de UNITAID proceden de una contribución de solidaridad sobre lo billetes del tráfico aéreo.

En el mes de septiembre del año 2008, UBUNTU presentó una propuesta a la reunión de Doha consistente en la creación de un Impuesto Global sobre las Transacciones de Divisas. Una vez más, la inoperancia de la Cumbre de Doha fue, por desgracia, tan patente como las anteriores de Monterrey, etc. A este respecto es especialmente relevante la presentación de David Hillman del Stamp Out Poverty, el 29 de noviembre de 2008: Financiación innovadora del desarrollo: de Monterrey a Doha, hacia un cambio de escala.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Bernard Kouchner, publicó un artículo sobre "Financiaciones innovadoras" en "El País", el 17 de septiembre de 2009, donde se proponen distintas modalidades de recaudación de fondos para hacer frente a las necesidades crecientes del desarrollo, no atendidas como era previsible por los Estados.

Cabe destacar la Declaración de Dakar, sobre las fuentes innovadoras de financiación del desarrollo del Grupo Piloto sobre Contribuciones de Solidaridad a Favor del Desarrollo.

Los días 4 y 5 de marzo de 2010 ha tenido lugar en París una reunión sobre "Soluciones financieras innovadoras para el desarrollo", con el fin de intercambiar experiencias sobre nuevos mecanismos para la generación de recursos. Bernard Kouchner, Ministro de Asuntos Exteriores, y Christine Legarde, Ministra de Economía, Industria y Tecnología de Francia asistieron personalmente, destacando la importancia del Impuesto sobre las Transacciones Financieras, iniciadas en 2008, en el contexto del Grupo Piloto de Financiamiento Innovador para el Desarrollo. Asistieron muchos representantes del sector privado y de la banca y entidades financieras. Hubo acuerdo general sobre la necesidad de aplicar impuestos al sistema financiero.

Finalmente, quiero destacar la revisión realizada en la "UBUNTU Newsletter", publicada el mes de febrero-marzo de 2010, titulada "Una necesidad imperiosa y justa. Nuevos fondos de financiación para el desarrollo".

2 comentarios

josé maría dijo...

Don Federico, hace más de sesenta años que se redactó la "Declaración Universal de los Derechos Humanos", cuyo artículo 28 dice lo siguiente: "Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos." Las declaraciones solemnes si no van acompañadas de la más sincera voluntad de ponerlas en práctica y no se les dota de los intrumentos para que así sea, sirven de bien poco, quizás para justificarse de alguna manera frente a nuestras conciencias. A veces tengo la sensación de ser cómplice de ese gran holocausto que provoca el hambre cada día, y de una manera u otra sé que lo soy...

Un cordial saludo

29 de mayo de 2010, 8:29
Alfred dijo...

Como usted bien dice, hay un sinfín de buenas soluciones financieras ya formuladas. Sin embargo, estamos atenazados por algo sin definir, que no tiene nombre, pero que hace que cualquier propuesta de este tipo, por muy altos que sean sus valedores políticos, caiga en saco roto.
Me gustaría decir que nuestro único pero gran poder es el que ejercemos como consumidores. Echo de menos un ejercicio libre de publicidad negativa en la red para las multinacionales, sociedades, corporaciones y cualquier entidad que obstaculice este tipo de iniciativas legislativas.
Por cierto, con su permiso, voy a hacer alusión de su artículo prontamente en mi web (http://www.ecolnomia.tk)
Si hubiera algún impedimento, le agradecería me lo hiciera saber.
Gracias.

30 de mayo de 2010, 19:56