¿A quién pertenece África?

jueves, 30 de septiembre de 2010

Hace años (en 1996 aproximadamente) hice esta pregunta, como Director General de la UNESCO, en el curso de una reunión sobre desarrollo en África.

Uno de los presentes había indicado las dificultades que se oponían, por la corrupción, al correcto uso de las ayudas recibidas.

En mi intervención, dije que podía ser cierto en algunos casos y que eran bien conocidos algunos corruptos. Pero añadí que me preocupaban mucho más los corruptores. La cuestión importante es saber quiénes son los propietarios reales y a quienes benefician de verdad los inmensos recursos naturales (oro, diamantes, petróleo, gas, bauxita, coltán, uranio) de África.

No ha cesado la explotación. Unas cuantas empresas multinacionales siguen teniendo en sus manos las fuentes de energía y la riqueza mineral del continente. ¡Otros compran tierras directamente!

La impunidad que existe en el espacio supranacional es total, porque los G-7, G-8 y G-20 no han podido sustituir, quieran reconocerlo o no, a las Naciones Unidas.

Los grandes barcos-tanques de petróleo no cumplen con las disposiciones adecuadas para garantizar que el transporte se efectúa en las debidas condiciones. Y el medio ambiente no se tiene en cuenta, especialmente en la explotación de las minas de oro…

Hace poco leíamos información sobre las minas de uranio de Arlit, en Níger, que surten de mineral a las centrales nucleares francesas, donde la rama magrebí de Al Qaeda secuestró a cinco técnicos franceses de la empresa Areva, una “multinacional estratégica”. El mismo día, en el Golfo de Guinea, secuestraron a dos rehenes más en el campo petrolero de Taddox, filial del grupo chino Sinopec, al que presta servicios marítimos la compañía francesa Bourbon…

Hagamos recuento. Hagamos el mapa real de a quiénes pertenece África en realidad. Descubriremos muchas claves para solucionar los desafíos a los que se enfrenta este continente tan puesto a prueba. Tendremos que cambiar radicalmente. Tendremos que sustituir explotación por cooperación; una economía de especulación y guerra por una economía de desarrollo global sostenible; una gobernación por la plutocracia por una gobernación por unas Naciones Unidas remozadas.

¿Corruptos? ¿Y los corruptores?
¿A quién pertenece África? (¿Y el mundo?)

El poder (financiero, militar, político, tecnológico, mediático) se halla en muy pocas manos. Progresivamente en menos. Pero “los pueblos” no tardarán en movilizarse. No tardarán en expresarse con voz alta, firme. Estamos en los aledaños de una nueva era.

4 comentarios

jrmsegunda dijo...

Hola
Buenas preguntas.
¿A quién pertenece África? (¿Y el mundo?)

Preguntas parecidas me hago cuando escucho o veo enfrentamientos por territorios o por el lugar donde vivimos.
¿A quien pertenece el planeta tierra? ¿A quien pertenece España? ¿A quien pertenece Catalunya o cualquier otra región, nacionalidad, provincia,...?
¿Por qué luchamos tan agresivamente por un trozo más o menos grande de tierra?
¿Por qué nos apegamos, algunas veces, tan inconscientemente a la tierra?

1 de octubre de 2010, 7:55
Inma dijo...

Señor Mayor;

África, como el resto del mundo, pertenecen a Dios. Lo que sucede es que muchos `VIPS´ pretenden obviar ese hecho para llenarse los bolsillos al máximo.
El dominio del hombre sobre las cosas y el dominio del hombre sobre el hombre. Tan viejo como el mismo mundo. Simplemente, ahora hemos sofisticado mucho los medios pero la esencia del hombre es siempre la misma.
Saludos.

1 de octubre de 2010, 14:23

Los mismos dueños de Africa y su coltán, son a la vez los dueños del modo de pensar de las nuevas generaciones del Ipod y sus vídeos/canciones (..esto es peligrosísimo para nuestro futuro!!), o de las celebrities de las grandes galas y sus flamantes joyas, o las carreras de Fórmula 1 y su petróleo, o las multinacionales energéticas y su gas y uranio, o la industra de la carrera aeroespacial y armamentística y su bauxita.

No esperemos una "Africa del Desarrollo" mientras la actual del "Tercer Mundo" (hasta "cuarto" diría yo) genere tantos intereses de trastienda a espaldas de toda la opinión pública. Como usted dice sabiamente una vez más, está en la posible voluntad de los pueblos el paso estratégico al cambio (el voto responsable puede realmente ser efectivo a medio plazo para ver cambios efectivos, y para ello, es necesaria urgentemente una información veraz sin partidismos en los medios que genere una opinión pública responsable también). El otro paso estretégico, como recoge en su post anterior al de hoy, el tema de las nuevas vías de financiación "responsable también": los sectores humanitarios de cooperación necesitan profesionalizarse a gran escala, y esto es sinónimo de recursos y financiación a gran escala. El "mal" gana hoy en día por goleada a aquellos que intentamos luchar por la causa. 4.000 millones diarios en armas es un "enemigo casi invencible" a día de hoy.

Un abrazo muy fuerte. Le sigo siempre,

Jorge Medina Azcarate
One Brother World

1 de octubre de 2010, 18:02

Hola, Federico,
La pregunta es extensible al resto del planeta y a todos sus recursos. Y sus propietarios "reales" son cada vez menos pero más y más poderosos.
Si a todo ello le sumamos que la gran mayoría de personas de este Norte Rico, al que pertenezco, apenas ven más allá de su ombligo metidos como estan en esta pequeña y falsa burguesía que nos han hecho creer, el resultado es que cada vez la impunidad con la que actuan es mayor y más descarada.
No soy demasiado optimista al respecto, aunque pienso que a través de la palabra se debe poder conseguir que caigan muchas de las vendas que nos mantienen ciegos.

Gracias por tus palabras.

12 de octubre de 2010, 19:02